Larry Page: el niño genio de Google que se inspiró de un inventor endeudado

En 1998, junto con Serguéi Brin, creó el buscador más famoso hoy procesa hasta 1000 millones de peticiones de búsqueda diarias y factura más de 135.000 millones de dólares. La vida del hombre que revolucionó el mundo de la computación.

Larry Page: el niño genio de Google que se inspiró de un inventor endeudado

Rodeado del universo de la computación y la programación a causas de sus padres que eran docentes universitarios en la temática, Lawrence Edward "Larry" Page, comenzó a indagar en el mundo de las tecnologías. Pero fue al conocer la historia de Nikola Tesla, un inventor, ingeniero mecánico e ingeniero eléctrico del siglo XX, cuando su vida cambió y lo inspiró a construir tecnologías que cambiaran el mundo. Leer su historia, donde murió endeudado y solo, lo conmovió de tal manera que se convirtió en un buscador cesante. La escuela Montessori le permitió fomentar su independencia y la creatividad, al igual que su formación musical.

Luego de terminar sus estudios universitarios en la Universidad de Michigan, Page se muda a Stanford para hacer su doctorado y conoce a Serguéi Brin. En 1998, junto a él, fundan lo que sería, en unos años, el gigante tecnológico Google. Denominada previamente como BackRub, su objetivo era organizar infinita cantidad de información en la web. Es decir, hacerla accesible y útil universalmente. Pese a la existencia de otros buscadores en el momento, los programadores supieron alejarse y diferenciarse de la competencia. Un 1999, consiguieron crear la tecnología de PageRank, que consiste en un sistema de algoritmos que ordenan por jerarquía las páginas de Internet disponibles según su popularidad y la calidad del contenido. Esto, permitió desligarse y tomar distancia del resto.

Claves para su expansión

Pese a la competencia existente y a las advertencias de los colegas, tanto Page como Brin, no se dejaron llevar por las contrariedades. La insistencia de un proyecto que comenzó en la habitación de estudios, fue fundamental para el crecimiento de una compañía que amplió su espectro a otros sectores. Apostar por él, creer en su idea y avanzar con determinación para alcanzar sus metas, aunque no hayan tenido los recursos necesarios, fue clave para avanzar con el proyecto. “Básicamente nuestra meta es tomar la mayor cantidad de información y hacerla accesible y útil’, dijo el Page en aquel entonces. Detrás de esta frase, el empresario demuestra que él sabía hacia dónde quería ir. Cuando hay un conocimiento conciente sobre la dirección a tomar, siempre es mucho más fácil llegar hasta allí.

Otra de las claves que le permitió su crecimiento fue el enfoque en los empleados. “Cuando tratas a la gente con respeto, y ellos tienden a devolver el favor a la empresa”, fue una de las frases cabeceras de Page. Él consideró siempre a todos los colaboradores como el activo más importante de la empresa. La proporción de espacios para aumentar la creatividad, comodidades de todo tipo, un buen clima laboral y premios al desempeño de los empleados, fueron claves para aumentar la productividad y mantener a sus talentos.

Dinero e inversión

El dinero, una consecuencia. Para Page el dinero no fue una motivación y así lo expresó en varias de sus entrevistas. Frases como “si estuviésemos motivados por el dinero, hubiésemos vendido Google y estaríamos en la playa”, reflejan el foco de un emprendedor que va en busca de resolver las necesidades humanas existentes y solucionar problemáticas comunes de los usuarios. Hoy, el empresario está inserto en múltiples investigación e invierte en la creación de nuevos proyectos. Por ejemplo, es inversor en Planetary Resources, que tiene como objetivo minar asteroides; Tesla; y Twigtale, una startup de personalización de libros infantiles.

A su vez, en 2006, también comenzó la Fundación Carl Victor Page Memorial en honor de su padre. Entre los últimos intereses del empresario están los autos voladores. Es inversor en Kitty Hawk, una startup de coches voladores. Esta misma compañía recientemente construyó un avión totalmente eléctrico para una sola persona. Por otro lado, según informes relevados por Edisonews, invirtió u$s100 millones de su propio dinero en "Zee.Aero", una compañía de aviones que trabaja en una "nueva forma revolucionaria de transporte".

Algunas de sus frases célebres:

  1. “Cuando un sueño aparezca, ¡agárralo!”.
  2. “Debes hacer cosas que realmente sean importantes, pero también debes divertirte, porque si no, no tendrás éxito”.
  3. “Si estuviésemos motivados por el dinero, hubiésemos vendido Google y estaríamos en la playa”.
  4. “Tratas a la gente con respeto y ellos tienden a devolver el favor a la empresa”.
  5. “Casi no fundo Google porque estaba preocupado por el riesgo y por dejar mi programa de Doctorado”.

Solicitá más información de
las Tarjetas Corporativas llamando al
4310-3851 ó completando el siguiente formulario

No hagas negocios sin ella