Mitos y verdades de vender con tarjetas de crédito

Qué creencias giran alrededor de este medio de pago, cuáles son verdaderas, cuáles falsas y cómo un dueño de una empresa puede aprovechar la información para mejorar su experiencia con estos medios de pago que se reinventan todo el tiempo.

Mitos y verdades de vender con tarjetas de crédito

Por Matias Doublier * (Exclusivo para Multitaskers)

El objetivo de este artículo es poner claridad sobre los mitos más comunes que existen cuando se vende con tarjeta. Esperamos que con este artículo puedan tomar mejores decisiones basadas en información concreta.

Mito #1: Las tarjetas me terminan descontando cerca del 10%

Es falso, pero el costo de aceptar tarjetas de crédito se resume en: (1) Costo de alquiler del Terminal POS. La mayoría de las procesadoras hoy tienen promociones donde la terminal puede estar subsidiada hasta por 2 años. (2) Comisión de servicio: 2,5% para tarjetas de crédito, 1,2% para tarjetas de débito.

Costos impositivos de vender con tarjeta: (1) El IVA que se aplica sobre el arancel y sobre los costos de financiación. (2) Las retenciones que se aplican sobre los saldos de venta. El agente de retención casi siempre debe entregar o ser partícipe de alguna manera de la entrega de un monto destinado al contribuyente, del cual resta a dicho importe la parte que le corresponde al Fisco en concepto del impuesto retenido. Este porcentaje es retenido para el pago de ganancias, IIBB o IVA. Depende de la industria, localidad o monto de la venta. Es crédito fiscal para los comercios. (3) El Agente de Percepción recibe el importe correspondiente al impuesto en el momento que la contribuyente paga la factura que se le extiende por la compra de un bien o la prestación de servicio. Este porcentaje es retenido para el pago de ganancias, IIBB o IVA y depende de la industria, localidad o monto de la venta. Tanto el IVA, las retenciones o las percepciones de la venta son crédito fiscal que hace que se descuenten de las presentaciones impositivas mensuales.

Los cargos por financiación de cuotas: cuando una compra se financia en cuotas hay un costo detrás de esa financiación y desde julio 2017, algunas empresas habilitaron una nueva forma de cobrar en el cual la financiación la ofrece el comercio ya que recibe los pagos en los mismos plazos en que paga el cliente. El cargo de financiación es bastante complejo de calcularlo y existen herramientas gratuitas para saber cuánto se debe cargar a cada una de las cuotas. Muchos comerciantes no hacen esto y terminan afrontando el cargo de la financiación ellos mismos o cobran un recargo más alto de lo que corresponde al cliente.

Mito #2: Las tarjetas pagan un mes en pagarme los cupones

Es verdadero, pero según el caso. Hay tarjetas que, por ejemplo, para operaciones en un pago tarda 18 días hábiles, lo cual se traduce en 3 semanas y 3 días de calendario, mientras que para operaciones en cuotas o débito tarda sólo 48hs hábiles. Es similar para las tarjetas procesadas por First Data, que realiza pagos a los 7, 14 o 30 días.

Un dato importante: si un pago toma más tiempo del estipulado es importante hacer el reclamo al banco pagador o la compañía de tarjeta de crédito. Los casos en que las tarjetas no pagan son extremadamente raros. La mayoría de las veces que el pago tarda más del tiempo debido se debe a un error del banco. Es importante llevar un control apropiado de cada uno de los pagos que deben acreditarse para poder saber y reclamar en este tipo de situaciones.

Mito #3: Las tarjetas a veces no me pagan todas las ventas que hice y además no me avisan

Es falso, pero las compañías de las tarjetas pagan siempre los cupones que están en orden y sin problemas. Sin embargo, el cliente debe entender que existen rechazos, contracargos y devoluciones. Cuando hay algún problema con una compra, ya sea sospecha de fraude u otro motivo, ese cupón no es pagado y debe hacerse el reclamo correspondiente del mismo para recibir la acreditación.

Los rechazos o contracargos efectuados son especificados y comunicados claramente en la liquidación de la tarjeta correspondiente, depende del comerciante hacer o no el reclamo correspondiente, de lo contrario perderá el dinero. Esta tarea requiere de una gran dedicación ya que cada comercio debe revisar diariamente la liquidación de cada una de las tarjetas de crédito para poder detectar los rechazos o contracargos y luego hacer el reclamo. 

* CMO de Increase.

Solicitá más información de
las Tarjetas Corporativas llamando al
4310-3851 ó completando el siguiente formulario

No hagas negocios sin ella