Trucos y secretos para saber vestirse como hombre de negocios

Un recorrido por las normas de estilo de la moda masculina en el ámbito de los negocios. Qué colores utilizar, qué tipo de prendas y según qué ocasiones; con consejos prácticos y simples.

Trucos y secretos para saber vestirse como hombre de negocios

Por Nicolás Zaffora, fundador y director de Zaffora Bespoke (especial para Multitaskers)

Todos hemos escuchado hablar de la ropa de negocios, y sus códigos de indumentaria que se aplican en algunos sectores: bancos, seguros, bufetes de abogados, consultorías, etc. Claro está que, en otros sectores profesionales, el traje y la corbata son una elección personal, nunca una obligación.

Primera conclusión, la ropa de oficina o de negocios es un uniforme, y los uniformes, como su nombre indica, dan uniformidad. Sin embargo, éste también marca claras diferencias jerárquicas. Todas las fuerzas de seguridad, en el mundo, lucen insignias de rango. ¿Y en el mundo de los negocios? ¿Cómo se distingue a un suboficial de un oficial o un mando superior? Pues también por ciertos distintivos.

Dominar con clase el estilo de la ropa de negocios significa llevar el uniforme de forma adecuada y saber ubicarse en el escalón correcto del escalafón. El uniforme tiene que indicar claramente de dónde se viene y adónde se desea llegar. En la ropa de negocios, eso se reconoce en detalles como: el corte de la prenda, el tejido del traje, la corbata, la camisa, los zapatos y los calcetines, donde cada uno de estos detalles suman un galón al escalafón.

El traje es el fundamento

El traje es el atuendo básico para los negocios. Llamamos traje a chaqueta y pantalón de la misma tela, desde la década de 1930 no ha cambiado en lo fundamental. Esta prenda es la que da mejor imagen al físico masculino, sus delanteros limpios y simétricos, su aspecto geométrico y ordenado sumado a los colores oscuros dan la imagen exacta del que hace cosas grandes. En la actualidad, dos diseños básicos son los habituales: los de chaqueta recta con dos o tres botones, y los de chaqueta cruzada.

El código de vestimenta para la oficina viene marcado por el estilo británico, ya que el Reino Unido es la cuna de la moda de caballero. Los trajes de negocios suelen confeccionarse en tonos grises o azules. El traje se completa fundamentalmente con camisa, blanca o celeste, de manga larga.

1.    El traje de color medio a oscuro de tejido liviano de lana es el clásico para la oficina. Colores: azul oscuro o gris oscuro. El marrón y el negro no son la regla general y pueden quedar mal o fuera de lugar.

2.    El traje se completa con una camisa de manga larga de puño de botón para uso cotidiano y de puño doble con gemelos, para las ocasiones especiales (o para cada día si se desea). El cuello abotonado, cuyas puntas se abotonan a la camisa, nació para los trajes de negocios. En Europa esa variante se suele considerar demasiado deportiva. Por su parte, en Estados Unidos es un clásico para la oficina. Y, un par de palabras sobre la prenda favorita de muchos, las camisas de manga corta. Están bien para conductores de transportes públicos y para policías, pero no para la oficina.

3.    La combinación de chaqueta sport y pantalón no es adecuada para la oficina; a lo sumo serviría para el viernes, transición al fin de semana. La excepción la constituyen el personal de empresas pequeñas, los autónomos o los empleados sin contacto con los clientes. El blazer azul marino tampoco está pensado para los negocios.

4.    La corbata sigue siendo imprescindible. Tal vez algún día le llegue su hora, pero de momento es a un traje de negocios lo que la servilleta de tela a una comida fina.

5.    Los zapatos deben ser de color negro para las reuniones más importantes y varios para ocasiones habituales. Los más formales son los de cordones con pocos adornos o punteados. Algunos consideran los mocasines muy deportivos y los zapatos de hebillas un poco extravagantes. Aun así, lo principal es el color.

Solicitá más información comunicándote al
0810-444-9002 o completando el siguiente formulario

  • LA INFORMACIÓN BRINDADA POR USTED PODRÁ SER USADA PARA OFRECERLE NUESTROS PRODUCTOS Y SERVICIOS O LOS PRODUCTOS Y SERVICIOS DE OTRAS EMPRESAS. AL COMPLETAR EL PRESENTE FORMULARIO, USTED PRESTA EL CONSENTIMIENTO REQUERIDO A TAL EFECTO CONFORME LOS ARTÍCULOS 5 Y 11 DE LA LEY 25.326. LOS DATOS SON ALMACENADOS EN ARENALES 707, ENTREPISO, C.A.B.A. A LOS EFECTOS DE PROCESAR SUS DATOS PERSONALES, LOS MISMOS PODRÁN SER ENVIADOS A NUESTRAS AFILIADAS EN EL EXTERIOR, TODO ELLO SUJETO A NUESTRAS PRÁCTICAS NORMALES DE PROTECCIÓN DE LA INFORMACIÓN. USTED TIENE LA FACULTAD DE EJERCER EL DERECHO DE ACCESO A SUS DATOS PERSONALES EN FORMA GRATUITA CADA SEIS MESES, SALVO QUE SE ACREDITE UN INTERÉS LEGÍTIMO AL EFECTO CONFORME LO ESTABLECIDO EN EL ARTÍCULO 14, INCISO 3 DE LA LEY Nº 25.326. ADEMÁS, USTED PODRÁ EN CUALQUIER MOMENTO SOLICITAR EL RETIRO O BLOQUEO DE SU NOMBRE, TOTAL O PARCIAL, DE NUESTRA BASE DE DATOS CONFORME LO DISPUESTO POR LA LEY 25.326; Y PODRÁ SOLICITAR INFORMACIÓN ACERCA DEL NOMBRE DEL RESPONSABLE O USUARIO DE LA BASE DE DATOS QUE PROVEYÓ SU INFORMACIÓN (LEY 25.326 ART. 27 INC 3, Y DECRETO 1558/01 ANEXO I ART 27, PÁRR. 3º). LA DIRECCIÓN NACIONAL DE PROTECCIÓN DE DATOS PERSONALES, QUE ES EL ÓRGANO DE CONTROL DE LA LEY Nº 25.326, TIENE LA ATRIBUCIÓN DE ATENDER LAS DENUNCIAS Y RECLAMOS QUE SE INTERPONGAN CON RELACIÓN AL INCUMPLIMIENTO DE LAS NORMAS SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS PERSONALES.

    DECLARACIÓN SOBRE PRIVACIDAD: PARA SABER CÓMO OBTENEMOS, ASEGURAMOS Y UTILIZAMOS SU INFORMACIÓN PERSONAL CUMPLIENDO CON LA LEY 25.326, VISITE LA DECLARACIÓN SOBRE PRIVACIDAD DE AMERICAN EXPRESS INGRESANDO EN: www.americanexpress.com.ar/privacidad

No hagas negocios sin ella