Una guía para la escritura creativa en los negocios.

Aprendé a desbloquear la escritura creativa, herramienta que puede ayudarte a atraer y mantener la atención de los clientes.

Una guía para la escritura creativa en los negocios.

Muchas personas dueñas de pequeñas empresas no se consideran escritores, pero la escritura puede desempeñar un papel central en la gestión de un negocio exitoso. La escritura puede ayudar a crear narrativas significativas, fortalecer las conexiones con los clientes y construir una marca sólida. El objetivo de la escritura creativa en los negocios es crear historias reales y contenido que resuene en tu audiencia.

¿Qué es la escritura creativa?

En esencia, la escritura creativa es cualquier escritura que no sea estrictamente académica o técnica, como poemas, obras de teatro o canciones. Cuando escribís creativamente, podés aprovechar tus propias experiencias únicas para crear algo nuevo.

La escritura creativa se puede utilizar en los negocios de diferentes maneras. Compartir la historia de tu marca en el sitio web de su empresa o crear un blog atractivo o una publicación en las redes sociales a menudo se basa en la escritura creativa. Para los textos del sitio web de tu empresa, una pizca de creatividad puede ayudar a que tu mensaje sea más significativo para tu audiencia.

Se trata de encontrar una manera de desarrollar y transmitir una idea a tu audiencia de manera efectiva: la marca registrada de una pieza sólida de escritura creativa.

Consejos para la escritura creativa en los negocios

Probá estos consejos para ayudar a dar vida a tu escritura y marca.

1. Contá historias

La narración de historias es esencial para el arte de hacer negocios. Contar la historia de tu marca, producto o servicio en una publicación de blog o en las redes sociales, por ejemplo, es una forma de conectarse con clientes potenciales y clientes y brindarles una comprensión más profunda de tu empresa. Tus historias pueden tomar la forma de cualquier cosa, desde publicaciones en línea hasta ebooks, pero sin importar la forma, puede ser útil considerar los elementos tradicionales de las historias: trama, entorno y personajes. Pensá en esto para ayudar a crear historias significativas que tu audiencia notará y recordará.

2. Observá el mundo

La buena escritura comienza con estar alerta al mundo más allá de tu marca. Mirá, escuchá y tomá nota de las tendencias de la industria, las tendencias de la cultura laboral y más. Observate a vos mismo, así como a tu equipo y clientes, luego traducí esas observaciones en historias que establezcan un liderazgo intelectual.

3. Llevá un diario

No siempre es fácil encontrar tiempo para escribir todos los días, pero hacerlo puede convertirte en un escritor más fuerte. Tener un diario puede ayudarte a convertir la escritura en una actividad diaria. Anotá tus ideas, pensamientos y preguntas, luego volvé a ellos más tarde para ver si podés transformarlos en algo. Esta es una forma de baja presión para adquirir el hábito de escribir: tratá de no juzgar tu escritura de inmediato, pero utilizala como un trampolín para las ideas.

4. Escritura libre

La escritura libre o la lluvia de ideas pueden ayudar a establecer conexiones que conduzcan a grandes ideas. Es posible que te sorprendas de las ideas que se te pueden ocurrir al escribir libremente. Comenzá con una pregunta para responder o una imagen alrededor de la cual quieras construir una historia, y ve a dónde te lleva tu escritura.

5. Compartí tu escritura

Obtener comentarios sobre tu escritura puede ayudarte a crecer. Hacer que otros lean y comenten tu trabajo puede fortalecerte y darte ideas sobre aún más formas de desarrollarlo. También podés ayudarte a sentirte más motivado para seguir escribiendo.

6. Usa verbos activos

Evitá la voz pasiva siempre que sea posible. Por ejemplo, en lugar de escribir "Se determinó que nuestro vino era el mejor de la región", escribí "Los clientes votaron nuestro vino como el merlot más delicioso de la región". Los verbos fuertes muestran acción y la acción vende.

7. Escribí aperturas pegadizas

Novelistas y periodistas encuentran formas de obligar al lector a seguir leyendo. Atraé rápidamente a tus lectores con una imagen sorprendente, una declaración intrigante o una escena vívida, cualquier cosa que los haga querer saber qué sucede a continuación.

8. Simplificá el lenguaje

La mejor escritura a menudo va directo al grano sin un lenguaje florido. Usá un lenguaje fuerte, descriptivo y poético, y no uses palabras grandilocuentes solo para sonar impresionante. Esa puede ser una manera fácil de perder el interés y la atención de tu audiencia.

9. Considerá a tu audiencia

Pensá en quién es tu audiencia, qué esperan y qué quieren, luego adaptá tu escritura para esa audiencia. Evitá la jerga, por ejemplo, si es probable que tu audiencia no la entienda. Considerá toda la escritura como una especie de venta: querés que la gente compre tus historias e ideas.

 

¿Qué te gustaría leer?

Suscribite al Newsletter Business Class

No hagas negocios sin ella