Selectivity, la MedTech que busca democratizar los tratamientos de fertilidad

Con la idea de un biólogo, la inversión de una incubadora y la gestión de un ingeniero nació el emprendimiento que creó un dispositivo que busca dar soluciones a la infertilidad. El desafío de adentrarse en un negocio millonario.

Selectivity, la MedTech que busca democratizar los tratamientos de fertilidad

Simplificar, mejorar y hasta democratizar, son algunas de las fuentes de inspiración (y fortaleza) para que muchos emprendedores crean negocios que contribuyen a una problemática de una sociedad. Tal es el caso de Herberto Repetto (CTO), Bioquímico con más de 30 años de experiencia en el campo de fertilidad y andrología que, con la contribución del ingeniero Leandro Reartes, creó Selectivity, una compañía que desarrollo de dispositivos para el tratamiento de la infertilidad y tiene como objetivo democratizar el acceso a los tratamientos de fertilidad, mejorando y simplificando las técnicas existentes.

Según la Organización Mundial de la Salud, en la actualidad, se estima que hay, al menos, 70 millones de parejas con problemas de infertilidad en todo el mundo. Esta problemática produce un mercado global que, entre insumos y tratamientos, genera más de US$35.000 millones. Por otro lado, estos mismos no son accesibles para todos ya que los procedimientos no se incluyen en los planes de salud e incluso, se realizan en clínicas privadas y no está al alcance de las familias de menor poder adquisitivo.

Fue así como, la experiencia y la perseverancia, lo llevó a Repetto, por el año 2015, a observar una muestra de semen en microscopio y darse cuenta de un fenómeno particular que sucedía con los espermatozoides en los canales que se formaban entre dos burbujas de aire en la muestra. “Eso me llevó a pensar en que podía ser un método de separación no invasivo (que no dañara la gameta en el proceso de selección), a partir de allí como colegas especialistas pensaron que no podía ser viable, me halle en soledad con mi idea la cual siguió quemando en la cabeza hasta que luego de varios años lo pude probar”, revela el biólogo en entrevista con Multitaskers, el sitio de American Express para las Pymes.

La búsqueda

Con la idea comprobada y la experiencia ya en sus hombros, el gran tema era la búsqueda de inversores, de personas que confiaran en su proyecto para hacerlo crecer. Fue así que Repetto se acerca a CITES, una incubadora tecnológica de Latinoamérica en busca de apoyo y financiamiento para convertir finalmente su idea en un emprendimiento. “Luego de obtener este logro por mi cuenta, creí conveniente dar el paso de incorporar socios y estructura para poder acceder a la tecnología que permitiera lograr la membrana de una manera escalable que me permita dar el paso siguiente hacia la producción y consecuentemente comercialización, pasos que sabía que estaban fuera de mi alcance. En ese sentido busqué inversores y así conocí algunas incubadoras. Finalmente me convencí que CITES era la indicada que me propuso la creación de la empresa”, detalla con sus palabras.

Pero el dinero no lo es todo en un emprendimiento, también es necesario la mente, la capacidad o experiencia de un o una profesional que administre de manera adecuada el negocio. En sabiendas que él no tenía la experiencia en ese costado de la empresa, decidió vincularse con Leandro Reartes, un ingeniero industrial con “alta capacidad para entender las necesidades del proyecto, llevarlas adelante y que es una excelente persona”, según la propia definición de Repetto que lo determinó como CEO. “La incubadora, cuando propone la formación de una empresa, me explica que implica no sólo poner plata sino también a alguien que la pueda dirigir, como mi carrera distaba de esa habilidad y quería seguir en el desarrollo de productos la persona que acepta el desafío”, explica sobre la decisión de incorporar una segunda persona al negocio.

Foco y ejecución

Insertarse en un mundo competitivo y por momento difíciles no solo por la competencia sino también por otros factores, como los económicos, no es una tarea fácil para los emprendedores. Consultados sobre las claves para mantenerse a flote e impulsarse al crecimiento, el CEO de la compañía, Reartes remarca que, a su entender, hay dos palabras fundamentales: foco y ejecución. “Emprender significa adentrarse en un entorno complejo y cambiante en el cual lograr entender que temas son los principales de cada momento del día a día y resolverlos adecuadamente y a tiempo es clave para lograr el avance que buscamos”, especifica.

Bajo esta línea es que explica que el concepto de emprender significa “riesgo y volatilidad” ya que, por ejemplo, la falta de un marco de referencia a nivel económico “complica bastante las cosas”, pero afirma, aun así, que como en toda crisis, “aparecen oportunidades” y los que puedan atravesar las dificultades que se plantean “salen fortalecidos”. En este sentido, finaliza que una vez superada la etapa de inicio y ya en un camino de crecimiento en el tiempo, estas comienzan a comprobar que problemas que “parecen ser gigantes y amenazan” a la empresa “se van disipando y logran hacer crecer y fortalecer el proyecto”.

Corregir una vieja modalidad, dar luz a las que no pueden dar y facilitar a los que menos tienen, el objetivo de Selectivity, un emprendimiento en vías de expansión. 

Solicitá más información de
las Tarjetas Corporativas llamando al
4310-3851 ó completando el siguiente formulario

No hagas negocios sin ella