Plushlamour, dos pasiones en un objetivo: “Potenciar la belleza natural”

Yamila Pica pasó por el mundo de la estética y de los negocios. Estudió economía, fue modelo y ahora es líder de Plushlamour. La combinación de sus pasiones, las claves del éxito.

Plushlamour, dos pasiones en un objetivo: “Potenciar la belleza natural”

La pasión es una emoción intensa que engloba el entusiasmo o deseo por algo. Es el vivo interés o admiración por una propuesta, causa o actividad. Quién interpretó muy bien el concepto y lo llevó a la práctica fue Yamila Pica, directora del Centro Integral de Imagen Plushlamour. “Junté dos pasiones, haber ejercido como economista y haber sido modelo. Y claramente, cuando uno tiene tanta pasión por algo, es muy fácil desarrollarse y crecer en cualquier mercado”, cuenta Pica en diálogo con Multitaskers.

Su historia es diferente. Comenzó siendo modelo a los 18 años, cuando se animó a entregar un book de fotos (regalado por su padre) a una agencia internacional y fue aceptada. Mientras tanto, estudiaba Economía en la Universidad de Buenos Aires (UBA). Por motivos personales dejó el modelaje, pero no el mundo de la estética. Se formó de asesora de Imagen y Personal Shopper. Una vez graduada como economista, hizo un Master en Economía del Petróleo y el Gas en el Instituto tecnológico de Buenos Aires (ITBA).

Pero todo eso no le bastaba y luego de haber pasado por diferentes cargos en la petrolera YPF, decidió formar su propia empresa: “Yo siempre supe que mi vida no iba a dirigirse hacia esa dirección. Simplemente estaba de paso y logrando experiencia, haciendo algo que en algún punto sea pasajero hasta que supiera idear qué era lo que quería para mi vida. Finalmente decidí materializar mi sueño, plasmado en Plushlamour”.

Renovarse para crecer

Desde el comienzo, la emprendedora supo que debía diferenciarse de sus competidoras. ¿De qué manera? No utilizando su nombre y apellido a la empresa, la forma más “trillada y común” en esta materia. Por eso, luego de largas discusiones con su amigo Gastón (hoy su diseñador web), quedó plasmado el nombre de Plushlamour, “una mezcla de Plush de terciopelo, de algo sofisticado, suave y delicado; y Lamour, de lo glamoroso pero sin hacerlo evidente. Un glamour sofisticado”.

La idea de Plushlamour surgió nada más y nada menos que un 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, algo “100% casual”, según confiesa a Multitaskers. Con una inversión inicial de $ 260.000, la empresa fue incorporando de a poco un equipo de esteticistas, maquilladores, peluqueros y nutricionistas.

"La recomendación es la mejor publicidad."

Los servicios primarios fueron los personales, como asesoramientos de imagen y guardarropa, y personal shopper. La transmisión de boca a boca fueron claves para la difusión, ya que “hace ver que los que pasan Plushlamour tienen un antes y un después. Trabajamos para que eso suceda”, porque la recomendación, acota la empresaria, es la mejor publicidad. 

Hoy, Plushlamour, cuenta tanto con clientes personales como corporativos, entre ellos Cablevisión y Fibertel y VTH, incluyendo la participación en ciclos de eventos para jóvenes en la Universidad de Palermo. “A medida que uno va haciendo las cosas bien se masifica mucho el volumen, entonces hay un staff de personal trabajando y cubriendo las distintas áreas de la organización y cubriendo también los asesoramientos”.

Masificar la belleza

La realización de talleres fue clave para el crecimiento de la empresa porque, según expresa Pica, “benefician a aquellas personas que desean hacerse un asesoramiento pero no pueden por lo costoso que es. Es por eso que los talleres proporcionan un asesoramiento de imagen exprés, del cual puedan disfrutar y beneficiarse”. Asimismo, Plushlamour cuenta además con una aplicación disponible para IOS y Android, algo nuevo en esta materia, lo que permite llegar a más público con sus consejos y servicios.

Según revela Pica, las razones de su crecimiento son varias: “La generación de valor agregado y cosas nuevas es muy importante, como también la calidad del servicio. Es importante también integrar a grandes profesionales, saber trabajar con las personas y entender los tiempos de maduración y crecimiento que tienen los negocios”.

"Es importante saber entender los tiempos de maduración y crecimiento que tienen los negocios.”

Enfrentarse a los estereotipos de mujer que se transmiten por los medios es otra vocación de la emprendedora. Según considera, se instala una “falsa verdad” sobre la belleza, que influye de forma decisiva sobre las actitudes, creencias y hasta las conductas de las mujeres. “Hay falta de información, mucha cosa dando vuelta en los medios y presión de los modelos socioculturales. Se los aceptan, pero que claramente conducen al fracaso de cualquier mujer”. 

“No existe mujeres feas. Se puede potenciar 100% a toda mujer. Justamente, nuestro lema principal tiene que ver con esto, que es nada más y nada menos que potenciar la belleza natural”, finaliza.

¿Qué te gustaría leer?

Suscribite al Newsleter Multitaskers

No hagas negocios sin ella