Juegos Mentales: innovación e ingenio para la diversión perfecta

Con originalidad y astucia, Danil Tchapovski y Alekxandr Matviychuk, los creadores de la marca propia de juegos de escape en vivo, lograron instalar la tendencia del “escape rooms” exitosa en varias ciudades del mundo. Su historia y vida.

Juegos Mentales: innovación e ingenio para la diversión perfecta

Llegó la hora de ponerse el traje de Sherlock Holmes versión Siglo XXI y convertirse en meros detectives. La tendencia de los llamados “Escape Rooms” ha llegado a la Argentina de la mano de Juegos Mentales, una empresa creada por Danil Tchapovski y Alekxandr Matviychuk, dos empresarios nacidos en la ex URSS y que llegaron al país con idea de instalarse y tratar de generar algo de valor: “Llegamos hace 15 años a Argentina. Llevamos en la sangre la hostilidad de nuestros lugares de origen y supimos atravesar los vaivenes económicos de este hermoso país, no siempre con la misma suerte”, inicia en su entrevista con Multitaskers, Danil Tchapovski, uno de los fundadores del nuevo concepto de entretenimiento cuyo movimiento inició por 2007, cuando la compañía japonesa SCRAP creó el primer Juego de Escape Real y que luego se expandió rápidamente a otros países de Asia, Europa y Estados Unidos. 

Pero, ¿de qué se trata? “Son ambientes montadas como si fuera un set cinematográfico al cual ingresan equipos conformados por 2 a 4 personas y deben tratar de salir a fuerza de astucia, descifrando acertijos y siguiendo pistas”, responde Tchapovski que además afirma que el nombre de Juegos Mentales, hace referencia justamente “a lo que se necesita para poder llevar adelante la experiencia”, es decir qué para poder jugar no hace falta destreza física sino “poner todas las neuronas a funcionar porque solo se puede escapar de las habitaciones resolviendo acertijos y problemas”. Luego de haber depositado sus pocos ahorros que tenían guardador, la evolución económica de la idea fue “bastante buena, una vez que el proyecto tomo conocimiento público” y su proyección es “aumentar la cantidad de turnos de juego a 20 por día, y esperamos llegar a trabajar un promedio de 15 turnos diarios en cada sala”.

Innovación, la clave

Para éste tipo de juego, que se hizo muy popular principalmente a la hora del after-office, requiere de mucha creatividad e imaginación para éxito y la expansión del negocio. Para Tchapovski fue sin dudas “la innovación” lo que permitió el crecimiento, ya que, dentro de la experiencia, “lo más novedoso es el aspecto tecnológico”. Por otro lado, el empresario soviético destaca el papel de los ingenieros que “han desarrollado algunos “chiches” para que los jugadores se diviertan como niños y en han contribuido en la apertura de 4 salas nuevas en un edificio contiguo a la casa matriz: Casa del Pirata, Viaje en el Tiempo, Prisioneros de la Torre y Aventuras Peligrosas se suman a los escenarios Robo al Museo y Hospital Psiquiátrico”. 

Fue tanto el incremento de las solicitudes de los usuarios que las técnicas y las maniobras previamente elaboradas para llevar a cabo en un futuro tuvieron que ser remodeladas: “Para ser sincero, teníamos líneas estratégicas precisas para seguir en cada periodo del emprendimiento, pero para nuestra satisfacción, debimos ponerla en suspenso ya que la demanda nos ha superado”, señala el fundador de Juegos Mentales que, por otro lado, agrega que para aumentar adeptos lo que hacen es “fotografiar a los equipos para que se queden con un recuerdo de la experiencia y ahora estamos proponiendo algunas encrucijadas virtuales para nuestros seguidores en redes sociales”. A su vez, no deja de remarcar, que una gran herramienta para difundir fue el “boca a boca”, ya que al tener “un producto bueno y novedoso, la gente se vio atraída porque son 60 minutos para tener un momento de desconexión del hilo tecnológico al que vivimos atados”. 

“Leer” la sociedad

Para que un emprendimiento pueda tener el éxito necesario hay llevar a cabo diversas estrategias propias de la empresa y del rubro. En el caso de la compañía dedicada a juegos escapes en vivo, lo que le permitió expandirse fue “leer a la sociedad”: “Hay algo que no tiene nada que ver con la universidad y es la capacidad de poder “leer” a la sociedad. En nuestro caso, creo que supimos captar la necesidad de los adultos de desarrollar su capacidad lúdica” afirma uno de los fundadores que sostiene además que apenas abrieron las puertas del local de San Telmo y montamos una web, “empezamos a recibir mensajes y llamados de gente que conocía este género gracias a Internet y se veían atraídos de tener la posibilidad de tener la experiencia virtual en el espacio físico”.

A la hora de desarrollar un emprendimiento, Tchapovski recomiendo a todos los emprendedores que tienen que “poder asumir riesgos y permitirse soñar”. Bajo la misma línea remarca que “no faltaron traspiés en nuestro camino, pero siempre seguimos adelante” y que cuando lograron contar con más solidez económica, capital humano entrenado y el apoyo técnico necesario para armar una estructura de esa envergadura, “decidimos materializar un negocio que nos aportara placer. En los últimos viajes a Rusia y Estados Unidos, notamos la receptividad que tenían las “escape rooms” y vislumbramos el fenómeno”.

La Argentina también tuvo su papel en el crecimiento del emprendimiento ya que, en opinión al profesional, es un país con “muchas posibilidades y oportunidades para invertir y hacer negocio”, porque fuera de los sectores “comunes” (agrario, inmobiliario, comercio exterior, etc.) “hacen falta muchas propuestas para entretenimiento tanto para chicos como para gente grande, en base a nuestra experiencia pudimos observar la falta de opciones  novedosas, originales y modernas, para poder salir a disfrutar y divertirse”.

Solicitá más información de
las Tarjetas Corporativas llamando al
4310-3851 ó completando el siguiente formulario

No hagas negocios sin ella