Bikram Yoga San Isidro, visión y valentía para expandir una tendencia

Constanza Chodera es una de las pioneras en trabajar, desde su instituto, el método Bikram Yoga. De qué se trata ésta innovadora práctica, que ya se instaló como una nueva alternativa.

Bikram Yoga San Isidro, visión y valentía para expandir una tendencia

Observó la necesidad y se puso en campaña para satisfacerla. Constanza Chodera, directora e instructora de Bikram Yoga San Isidro (BYIS), supo ampliar una práctica inédita y distinta para relajación del cuerpo y la mente, que se imparte en 41 países repartidos en 5 continentes y que no hace mucho se instaló en Argentina como nueva opción: “Para mí, fue una experiencia increíble como práctica, obtuve muchas mejoras en el cuerpo y en la mente. Pero me quedaba tan lejos de mi casa que supe que había que abrir más estudios. Había tanto potencial para explotar al haber uno sólo en todo el país, estaba todo por hacer”, relata en una entrevista con Multitaskers.

El método Bikram Yoga combina, durante 90 minutos, una serie de 26 posturas y 2 ejercicios de respiración, en una sala calefaccionada a 42 grados. Chodera, con respecto a las altas temperaturas, explica que el calor, “posibilita mucho más movimiento en el cuerpo, profunda desintoxicación y oxigenación. Se evitan lesiones y se trabaja una profunda concentración y meditación en movimiento”. Eso sí: requiere una inversión más importante.

Para iniciar, tuvo que desembolsar unos U$S 80.000. La instructora de yoga explica la razón de la alta financiación, en relación a otros centros de yoga más convencionales: “Es una inversión alta dado las características de las instalaciones, el sistema de calefacción, la adecuación de la sala. Lo considero como un negocio que apunta a largo plazo”. Agrega que en su emprendimiento hay un “un público cautivo para siempre” ya que una vez que la gente reconoce el beneficio de Bikram “es muy difícil igualarlo”.

Saber crecer

Para la difusión de su emprendimiento, la clave principal fueron las recomendaciones de sus clientas. “Este es un negocio que por su característica mayormente crece de boca a boca. También utilizamos mayormente redes sociales, GroupOn y comunicación a través de otros medios como empresas privadas o clubes de descuento”, revela la directora, quien arrancó en 2014 con entre 30 y 40 alumnos por mes aproximadamente, divididos en 17 clases semanales, de lunes a domingos. Hoy, cuenta con unos 80 y sigue creciendo: “Esperamos poder contar con unos 120 alumnos al final de este año y llegar a 200 en 2016. El crecimiento es exponencial”, revela Chodera.

Para ganar mercado, la emprendedora busca que la disciplina se conozca más. Por eso, mejorar el aspecto físico y mental no es el único objetivo que tiene la conductora del instituto, que explica que su principal meta es “que más gente conozca este método, otra forma de practicar yoga y que más gente conozca los enormes beneficios de Bikram Yoga. Que se sepa que se puede trabajar intensamente la mente y el cuerpo al mismo tiempo”. Por otro lado, agrega la importancia que tiene a nivel físico esta práctica donde “se puede ganar tanto fuerza como flexibilidad, retardar signos de envejecimiento, mejorar piel y órganos eliminando toxinas, ganar tono muscular, reducir talles y mejorar la piel, evitar enfermedades y aliviar síntomas de las ya existentes”.

Con respecto al desarrollo de la firma, manifiesta que una de las causas del crecimiento de BYSI es “la consistencia en las clases, ya que todas las clases son iguales a la misma temperatura, las mismas posturas y en el mismo orden. La permanencia de las clases todos los días fidelizan clientes, pueden venir un mes e irse y volver a los 7 meses que encontrarán las mismas clases y los mismo beneficios”. La tendencia hacia la elección de formas de vida más sanas y más naturales también es uno de los motivos por el cual pudo continuar y ampliar su sueño. “Cada vez más la gente busca no sólo trabajar el cuerpo sino la mente al mismo tiempo, bajando así niveles de ansiedad, conectando así mente y cuerpo, mejorando la calidad de vida día a día”, resalta la directora de Bikram Yoga San Isidro a Multitaskers

Ser audaz, la clave

Al analizar la situación actual en cuanto al emprendedurismo en Argentina, la ejecutiva confirma que en materia de salud y el bienestar físico hay “una gran oportunidad de negocio el día de hoy” ya que vivimos “bajo mucha tensión, a una gran velocidad con falta de tiempo para todo. Un espacio de paz y tranquilidad, de introspección y parar la cabeza, es hoy día un gran negocio”.
A la hora de aconsejar a emprendedores, Chodera habla de la importancia de tener no solo la capacidad de adquirir audacia sino que también valentía: “Los emprendedores deben ser audaces, sobre todo en un país como este, para abrir un negocio en estos tiempos hay que tener un poco de audacia. Si escucháramos a la mayoría, sobresale la opinión conservadora, ir a lo seguro, no arriesgarse. Es fácil seguir a la corriente: Paddle, Cross-Fit o Pilates. Un emprendedor debe tener algo de valentía y de audacia y ser original en la propuesta o único”.

Otro aspecto clave que remarca la instructora es conocer con exactitud los negocios: “Creo que para desarrollar un negocio es importantísimo también el conocimiento profundo de lo que se hace. Antes de abrir mi negocio di más de 800 clases en tres años de Bikram Yoga, inmediatamente después de terminar el entrenamiento de 500 horas en Los Ángeles”. A su vez, considera que hay que tener en cuenta que todo negocio por más brillante que sea, “tarda su tiempo en consolidarse” y que es importante “proyectarse en el tiempo y apuntar al mediano y largo plazo”, finaliza.

Solicitá más información de
las Tarjetas Corporativas llamando al
4310-3851 ó completando el siguiente formulario

No hagas negocios sin ella