Atâr: encuadernación artesanal sustentable y con conciencia social

Con encuadernados personalizados, sustentables y que cuidan el medio ambiente conquistó a numerosas marcas como Heineken y Motorola. La historia de la compañía que promueve la estética y el desarrollo local.

Atâr: encuadernación artesanal sustentable y con conciencia social

Los libros, la fuente de inspiración. Pero no el contenido interior, sino lo exterior. El gusto por el arte, el diseño y justamente los mismos libros, fueron las motivaciones para que Jimena Annan creara un emprendimiento en el rubro de encuadernación artesanal donde, de a poco, se insertó en el universo de la confección: “Eso me llevó a inventar una marca desde muy joven (19 años) donde empecé realizando ediciones cortas artesanales de autor para luego inventar otra marca donde fabricaba modelos de álbumes de fotos, cuadernos, agendas, índices, entre otros. Todos 100% artesanales“, afirma en su entrevista con Multitaskers la directora de la empresa, que se dio a conocer por ejemplo a través de ferias como 'Puro Diseño' en La Rural, y mediante un local en Martínez, San Isidro, donde estuvo “durante tres años”.

“El tiempo vivido me dio felicidad y muchas experiencias que hicieron que fortalezca cada vez más mi know-how.  Fui perfeccionando la calidad del producto, aprendiendo a entender y conocer a mis clientes, y a trabajar cada vez más alineada con mis proveedores que,  en muchos casos, me acompañan desde el comienzo de este recorrido”, afirma la dueña de Atâr, que además cuenta con la ayuda de Celina Lesta, su asesora de sustentabilidad, “una encargada de producción, que me acompaña desde que empecé a la cual le enseñé el oficio de la encuadernación, y por un grupo de distintos encuadernadores y grabadores argentinos”. En cuanto su inversión inicial, Annan reconoce que “no existió” ya que todo fue “financiándose con los clientes que fueron surgiendo”. Por otro lado, adhiere que en la actualidad tiene un “stock permanente que cada vez es más grande” y que trabajan sólo con clientes que “piden volúmenes grandes, nos estamos orientando a la producción mayorista”.

Sustentabilidad y cambio

Un día todo cambió. Aquel, “empezó a sentir que algo molestaba”. Bastó una reunión con sus proveedores de cueros para darse cuenta finalmente de los desperdicios que generaban por la cantidad de cueros se perdían por encontrarse mal teñidos, estar mal trabajados, o por tener fallas. Es por eso que, a conciencia del cuidado del ambiente, tomó la decisión final de darle un giro rotundo a su negocio: “Eso me llevó a investigar el tema y decidí que quería reducir el impacto de mi negocio en el medio ambiente. Tenía que generar cambios. Empecé a analizar mis procesos y los materiales de fabricación, no solo los cueros sino también las tintas, los pegamentos, el papel”, confirma Annan, que relata que el nombre de su compañía “remite a un juego de palabras: la encuadernación “ata” las hojas y la nueva marca tiene como objetivo “atar” la calidad, la sustentabilidad y el desarrollo en (Ar)gentina”.

"Trabajamos en una estrategia de sustentabilidad orientada a minimizar el impacto ambiental de nuestros insumos, reducir residuos y a generar un impacto positivo a nivel social."

“El cambio que necesitaba iba mucho más allá que reemplazar algunos insumos, tenía que hacer un cambio total de estrategia. Fue entonces cuando se me ocurrió reinventar el todo negocio desde su etapa inicial. Decidí inventar una nueva marca que sea sustentable y tenga la calidad premium que podía otorgarle gracias a toda mi experiencia”, cierra la idea la fundadora de la empresa que hizo libretas para marcas como Heineken, Motorola, Intel, entre otras y que también les han requerido en algunos congresos. De ese momento, Atâr tiene, según Annan, una “estrategia de sustentabilidad orientada a minimizar el impacto ambiental de nuestros insumos, reducir residuos, y también a generar un impacto positivo a nivel social”, cuya base es “tener un diálogo abierto con clientes y proveedores”.

Además del cuidado del ambiente Atâr, que “se enfoca las empresas locales decidan hacer un cambio  y comprar cuadernos y libretas sustentables a gran escala”, también tiene una iniciativa para el desarrollo local. Según su directora, están focalizados en promover un “plan estratégico a futuro contempla que, a medida que vayamos creciendo, generemos alianzas con organizaciones que trabajen en temas de empleabilidad para ofrecer oportunidades laborales a personas que no lo tienen”. Bajo la misma línea señala que, en este sentido, “todas las personas que trabajan en la encuadernación fueron capacitadas y formadas por nosotros para que puedan tener este oficio”. Por otro lado, Annan, en una mirada hacia el futuro, remarca que buscarán “llegar con nuestra línea a cadenas de librería para que a todos los amantes del papel e interesados en cuidar el ambiente puedan disfrutar de nuestros cuadernos y comenzar a exportar”.

Trabajar en equipo

Hay diversas maneras y caminos que cada una de las empresas eligen con el objetivo principal de aumentar sus beneficios. En el caso de la directora de encuadernados personalizados, el crecimiento de su compañía se debe a dos pilares fundamentales: “El primero, el equipo de trabajo que me acompaña hace tiempo y trabaja cada vez mejor y con más entusiasmo. Vivieron este cambio de concepto con mucho orgullo de formar parte de un proyecto orientado a tener un impacto positivo en el planeta y el otro pilar, es mi experiencia como emprendedora de más de 12 años. El método de mejora continua y mi permanente capacitación para crecer como emprendedora”, afirma Anna cuyo negocio se enfoca “en venta directa y mailing”, donde se reúne con “posibles clientes para conocerlos y ofrecerles el producto según cada necesidad es lo que más nos importa”.

Por otro lado, en cuanto a la manera de hacer negocios, Annan reconoce que busca “diferenciarse y ofrecer un buen servicio personalizado” y agrega “la confianza en lo que uno hace y el impulso, son parte de mi sello personal”. Bajo la misma línea remarca que fundamentalmente hay que “moverme mucho para que las cosas sucedan, el tiempo es el capital más importante.

"Todas las personas que trabajan en la encuadernación fueron capacitadas y formadas por nosotros para que puedan tener este oficio."

Parte del aprendizaje es aprender a enfocar y  evitar la confusión tratando de abarcar todo” y sostiene que la “escucha permanente, la flexibilidad, el respeto y el compromiso son claves para tener un modelo de negocio sustentable”. Por último, como cierre en su entrevista con Multitaskers, la experta en encuadernado dice que a la hora de desarrollar un emprendimiento hay que tener “confianza en una buena idea y know-how en el rubro”, pero reconoce que “no es suficiente”, por lo que hay que “darse el tiempo de pensar en el largo plazo, estudiar al mundo emprendedor, ir a todos los cursos que uno se pueda anotar, y fundamentalmente… mucho movimiento”.

¿Qué te gustaría leer?

Suscribite al Newsleter Multitaskers

No hagas negocios sin ella