Qué pueden aprender los dueños de negocios de los líderes corporativos.

Ya sea que lideres un equipo de tres o 3.000, estas recomendaciones pueden ayudarte a capacitar a tu equipo

Qué pueden aprender los dueños de negocios de los líderes corporativos.

Existe la suposición que las grandes organizaciones tienden a ser engorrosas, lentas para cambiar y carecen de conciencia de sí mismas. Y por otro lado, a los pequeños negocios como más desordenados, flexibles e innovadores, pero los grandes líderes empresariales saben que la verdad está en un punto intermedio. A continuación, te mostramos varios pros y contras que los pequeños negocios pueden aprender de algunos de los líderes empresariales globales más grandes del mundo.

1. Delegá

Los dueños de pequeños negocios suelen ser apasionados y dedicados, además de estar muy involucrados con su negocio. Los líderes corporativos pueden estar igualmente motivados, pero la escala a la que operan a menudo los deja con poco tiempo para obsesionarse con los pequeños detalles y más alejados de los desafíos directos del día a día. Como resultado, los líderes de las grandes empresas a menudo tienen la necesidad de elegir dónde concentrar sus esfuerzos y delegar las tareas de menor prioridad a personal de confianza.

Como regla general, si una actividad no requiere tu toque personal, no impacta directamente una relación clave con el cliente o el resultado final, y un asociado puede manejarla con el 70 por ciento de tu propia competencia, delegala.

2. No microgestionés

Cuando se trata de la gestión de personas, muchos líderes de grandes negocios generalmente se sienten cómodos confiando en las habilidades y la experiencia de un grupo más grande de talentos. Para aquellos dueños de pequeños negocios que tienen el hábito de verificar el trabajo de su equipo, tener mayor confianza en sus empleados puede ser de gran ayuda. Dar espacio al personal para abordar las asignaciones y empoderarlos para que tomen decisiones no solo refuerza el sentido de propiedad en el negocio y la responsabilidad entre la fuerza laboral, sino que también ayuda a inspirar y motivar a los trabajadores para que obtengan resultados exitosos. Del mismo modo, cuantas más oportunidades le brindés a tu personal para aprender, crecer y expandir su conjunto de habilidades, más capaces serán.

Los grandes líderes de negocios son más mentores y conductores que gerentes: eligen a las personas adecuadas para el trabajo, luego dan un paso atrás y les brindan el desarrollo profesional y las herramientas que necesitan para tener éxito, no órdenes directas e instrucciones paso a paso. Su trabajo no consiste en ser un actor estrella, sino en proporcionar la atmósfera, las oportunidades y las plataformas adecuadas que se necesitan para unir de manera eficaz el trabajo de muchas personas.

3. Aceptá la experimentación.

Los dueños de pequeños negocios a menudo se enorgullecen de su agilidad y creatividad. Pero es posible que te sorprendás al saber que varios empresarios que forman parte de la Fortune 500 lanzan nuevos productos cada seis semanas, durante todo el año, simplemente por las experiencias de aprendizaje que brindan estos esfuerzos. Estos negocios están constantemente innovando y experimentando con miras a recopilar rápidamente comentarios y conocimientos del mercado, y luego aplicar rápidamente este aprendizaje para crear soluciones más atractivas y exitosas a lo largo del tiempo.

Los líderes de pequeños negocios deberían considerar adoptar un enfoque similar para hacer negocios. Aunque los mercados y los escenarios competitivos cambian constantemente, es importante hacer todo lo posible para optimizar sus ofertas comerciales actuales.

4. No pensés solo en el corto plazo.

Si bien el liderazgo empresarial en las firmas más grandes y exitosas del mundo ciertamente se preocupa por el desempeño comercial actual, tienden a pensar en términos de años o décadas en lugar de una perspectiva del día a día o de una semana a otra. Esta inclinación hacia la planificación a largo plazo es algo que los líderes de pequeños negocios también harían bien en adoptar, lo que significa tener que planificar para el mañana, hoy. Si los mercados, los escenarios competitivos y las mejores prácticas cambian constantemente, no podés concentrarte simplemente en las actividades de mantenimiento si deseás continuar teniendo éxito durante un período prolongado. En cambio, también debes concentrarte en las actividades de crecimiento.

Tené en cuenta que en un mundo de creciente incertidumbre y constante interrupción, la relevancia es un objetivo en movimiento. Con nuevos rivales que surgen constantemente y aprenden de vos, incluso cuando surgen nuevas tecnologías y tendencias, incluso los mejores modelos comerciales requieren una actualización, o una revisión completa con el tiempo.

5. Sé flexible.

Los líderes de negocios a menudo disfrutan de mayores lujos en términos de beneficios, bonificaciones y educación de los empleados que pueden brindar a su fuerza laboral. Pero en un mundo de arreglos laborales cada vez más flexibles, y en el que el personal espera cada vez más que los horarios, los beneficios y los planes de trabajo se adapten a sus necesidades e intereses individuales, los líderes de los pequeños negocios también tendrán que repensar sus estrategias de recursos humanos en el futuro.

Dada la creciente conciencia pública sobre el equilibrio entre el trabajo y la vida privada, se acabaron los días en los que se podía esperar que los empleados dedicaran interminables horas al trabajo por la promesa de un salario regular, un ascenso o la oportunidad de disfrutar de la camaradería en la oficina. En cambio, si deseás reclutar y retener a los mejores talentos en el futuro, tendrás que centrarte en las personas, no en el negocio (y sus objetivos financieros). Eso permite adaptar los roles, las responsabilidades y las oportunidades de desarrollo personal / profesional a cada trabajador, y operar como un jugador de equipo si deseás que los trabajadores también lo sean.

6. Desarrollá personas y recursos.

Las audiencias más jóvenes están más motivadas por las oportunidades para expandir sus horizontes, hacer un trabajo significativo y contribuir a su comunidad que la promesa de un salario fijo. El liderazgo corporativo a menudo sobresale en brindar a los trabajadores nuevos roles, responsabilidades y oportunidades de aprendizaje o voluntariado, así como en inspirar la pasión del público por misiones y valores sociales específicos. Pero los pequeños negocios, a menudo más cercanos a los clientes y más involucrados en su comunidad, tienen la misma capacidad para motivar a los empleados y demostrar cómo su trabajo hace un bien significativo y también tiene un impacto en el mundo en general.

Los líderes de grandes negocios, sin importar su origen, industria o tamaño de la empresa, todos tienen conocimientos y lecciones valiosas para compartir. Si aún no te has comprometido a involucrarte en tu industria, ni a establecer contactos activos con otros líderes empresariales, es muy recomendable que comiences.

 

Autor: Scott Steinberg

¿Qué te gustaría leer?

Suscribite al Newsleter Multitaskers

No hagas negocios sin ella