Qué debes considerar antes de empezar el proceso de desarrollo de tus productos.

Desarrollar un nuevo producto no es fácil. Aprendé lo que debes considerar antes de comenzar el proceso de desarrollo de productos.

Qué debes considerar antes de empezar el proceso de desarrollo de tus productos.

El desarrollo de productos es el proceso de llevar un producto nuevo o existente desde la idea hasta que esté disponible en el mercado. El desarrollo de productos puede ser una inversión grande y arriesgada para muchos negocios. Con toda la emoción de introducir algo nuevo en el mercado, se puede desperdiciar mucho dinero y tiempo. Pero esto se puede evitar si sos consciente de algunos de los errores más comunes que pueden ocurrir en el ciclo de vida del desarrollo del producto.

Los siguientes consejos pueden ayudarte a aumentar el éxito en tu estrategia de desarrollo de productos.

1. Sé realista al desarrollar un nuevo producto.

Hay tres cosas que no deben intentarse al mismo tiempo: Hacer algo genial, rápido y barato. Sé realista: el desarrollo de nuevos productos requiere tiempo y dinero. Intentar obtener un gran producto de forma rápida y barata puede dar como resultado un producto comprometido que no es efectivo para resolver los problemas del cliente en el mercado.

2. Considerá crear primero un producto viable.

Comenzar de a poco puede ser una solución inteligente antes de dedicarte por completo al desarrollo de productos. Un producto mínimo viable (MVP) puede exhibir una idea sin la importante inversión financiera de un producto a gran escala. Una vez que comienzas a generar ventas con el MVP, existe un mayor incentivo para que tu negocio invierta tiempo y recursos en el desarrollo de funciones adicionales.

3. Hacé un presupuesto y apegate a él.

Desafortunadamente, dedicar más recursos a un proyecto no siempre significa resultados más rápidos o efectivos. Al crear un presupuesto, analizá el rendimiento esperado del producto y cuánto puede invertir el negocio durante un período determinado. Tratá de evitar la financiación adicional de "productos casi terminados" que no mostrarán un rendimiento significativo en función de los recursos adicionales que se necesitan.

Cuidado con querer hacer un producto premium contando con un presupuesto bajo. La mayoría de los negocios quieren desarrollar el mejor producto del mercado, pero deben ser realistas y trabajar dentro de sus limitaciones financieras. Decidí lo que tu negocio puede invertir en el próximo ciclo de desarrollo de productos en función del efectivo y los recursos disponibles.

4. Contratá a la persona adecuada para el proceso de desarrollo del producto.

Incluso las herramientas y los procesos más efectivos pueden fallar cuando los ejecuta la persona equivocada. Tratá de no pedirle a una persona que lidere un proyecto cuando no tenga experiencia o tenga pocos recursos para realizar la tarea. El desarrollo de productos más exitoso lo realizan expertos en sus campos y un equipo con habilidades complementarias.

5. Desarrollá un plan de marketing.

Construir el mejor producto no garantiza que los clientes lo compren. Pero muchos negocios todavía buscan la perfección. Al estar tan enfocados en el diseño y las características innovadoras, retrasan el importante trabajo de prepararlo para el mercado.

Desarrollá el plan de marketing por adelantado con el proceso de desarrollo del producto. Es útil tener un producto con una característica principal que se centre en un problema conocido para los clientes. El marketing puede entonces centrarse en cómo se enterarán de tu producto como solución.

6. Recopilá comentarios de los clientes desde el principio.

Muchos negocios temen que los comentarios negativos al principio del proceso de desarrollo del producto puedan descarrilar su esfuerzo de desarrollo de producto cuidadosamente planificado. Es cierto que puede, pero esto puede ser algo bueno.

Muchas veces, los únicos comentarios sobre un producto provienen del interior del negocio. Esto cuenta poco ya que aquellos que trabajan en el producto no serán grandes compradores. Por eso es importante recibir comentarios de clientes reales que utilizarían el producto lo antes posible.

7. Dejá espacio para los errores.

Algunos esfuerzos de la estrategia de desarrollo de productos fallan porque el negocio no está lista para la demanda de lo que crearon. Tener una afluencia de nuevos clientes puede estresar a casi todos dentro de la organización, incluida la atención al cliente. Además, el negocio podría enfrentar costos adicionales sin tener aún los ingresos de esos nuevos clientes.

Una estrategia de desarrollo de productos debe tener flexibilidad incorporada para poder solventar retrasos imprevistos. Para permitir contratiempos inevitables, considerá desarrollar cronogramas que construyan un colchón de al menos un 20% más de tiempo e inversión financiera de lo que crees que es necesario.

Pero recordá también que lo inesperado puede ser beneficioso. Trae desafíos que obligan al negocio a mirar el problema y sus soluciones desde un punto de vista totalmente nuevo. Muchas veces, esto puede tener un impacto positivo en el resultado deseado.

 

Autor: Barry Moltz

¿Qué te gustaría leer?

Suscribite al Newsletter Business Class

No hagas negocios sin ella