PyMEs socialmente responsables: ventajas de una tendencia que crece

Siendo una temática cada vez más relevante entre las empresas, la responsabilidad social corporativa trae numerosos beneficios sociales, económicos y empresariales. La Generalitat de Catalunya divide cuáles son.

PyMEs socialmente responsables: ventajas de una tendencia que crece

¿Adquirió un financiamiento PyME? ¿Qué le parecería destinar parte de él a acciones de Responsabilidad Social?

La Responsabilidad Social Corporativa se refiere a la preocupación social y ambiental de las empresas en sus operaciones comerciales, soluciones empresariales, procesos productivos y relaciones con clientes, proveedores, trabajadores y accionistas. Aunque no es nada nuevo, en los últimos años se ha generado un boom por los temas sustentables y su gestión dentro de las compañías

De acuerdo con la Generalitat de Catalunya, los beneficios de ser una Empresa Socialmente Responsable se pueden dividir en 3 apartados:

Beneficios sociales

  • Mejora la flexibilidad interna de la organización, lo que supone una mayor adaptación a los cambios.
  • Fomenta la participación de los trabajadores mediante diversas dinámicas, planes y proyectos a corto y largo plazo.
  • Ayuda a la creación y consolidación de empleo estable y de calidad. De esta forma, hay un mejor clima laboral y, por lo tanto, productividad.
  • Contribuye al desarrollo profesional de todas las personas dentro de la compañía.
  • Disminuye el ausentismo laboral al tener empleados entusiastas y contentos.
  • Mejora las relaciones con la comunidad a su alrededor.

Beneficios económicos

  • Se facilita el posicionamiento y diferenciación de marca respecto de la competencia, ya que se reconoce a la empresa como Socialmente Responsable. Esto le permite la captación y fidelización de los usuarios.
  • Disminuye el riesgo de conflictos con los diferentes grupos de interés así como mejora la relación con agentes fundamentales como los sindicatos.
  • Como se trabaja cumpliendo con directrices de ESR, se favorece la adaptación a futuras regulaciones y al cambio.
  • Fomenta una cultura empresarial propia con lo que se aumenta la productividad y la eficiencia de los trabajadores.
  • Identifica nuevos mercados e ideas de negocio dada la participación activa con la comunidad. De forma que promueve la innovación y el impulso de la imagen de la organización.

Beneficios ambientales

  • Contribuye al desarrollo sostenible con la incorporación de medidas de eficiencia energética que preservan el entorno.
  • Reducción de los gastos de consumo energético.
  • Manejo adecuado de los residuos de diversos tipos.
  • Permite incorporar criterios ambientales en las decisiones de compra no sólo de la compañía, sino de sus clientes.
  • A final de cuentas, resulta en una mejor percepción de la imagen pública de la empresa.

Como puede observar, tener una política de Responsabilidad Social en su empresa –alineada a sus metas estratégicas- supone varios beneficios tanto cuantitativos como cualitativos, lo que repercute de manera positiva en su marca y en los productos o servicios que ofrece. Tener el distintivo ESR crea un valor añadido para sus clientes y le da la habilidad a su empresa de competir en el mercado. ¿Está listo para comenzar a ser Socialmente Responsable?

¿Qué te gustaría leer?

Suscribite al Newsleter Multitaskers

No hagas negocios sin ella