‘Take Away Gourmet’: la evolución de la gastronomía donde comer rico, de paso, se puede

En busca de lograr alternativas a las comidas tradicionales de paso, distintos emprendimientos surgen para ofrecer recetas más ricas, sanas e innovadoras. Cuáles son las tendencias que incentivan a este cambio. Dos testimonios responden y cuentan su experiencia.

 ‘Take Away Gourmet’: la evolución de la gastronomía donde comer rico, de paso, se puede

Según la ciencia los seres humanos tomamos una media de 35.000 decisiones, de las cuáles el 99,74% se realizan de manera automática, es decir, sin que realmente sean conscientes de ellas. Entre esas decisiones automáticas, muchas veces, se encuentra la elección de qué vamos a comer. Esto, llevado al ejemplo de una persona que sale al medio día de la oficina, se refleja en la repetición de la elección de lo que será su almuerzo. Pizza, empanadas u otra comida típica en una rotisería, suelen ser las opciones más tradicionales que alejan muchas veces, al trabajador, de una buena y saludable alimentación.

Con el objetivo de proponer nuevas recetas, fuera de las ‘comunes’, distintos emprendimientos surgen como alternativas para las comidas de paso. La denominada tendencia del “Take Away Gourmet” se hace presente en Argentina y busca una salida por fuera de la decisión automática y crear opciones más saludables y ricos. En conversación con Multitaskers, el sitio de American Express para Pymes, Gonzalo Villahoz, cofundador de ‘Buit’, una empresa que ofrece comida cocida envasada al vacío; y Sol Rocha y Luz Noriega de ‘Club de la ensalada’, firma que propone diversas ensaladas y opciones veggie, cuentan su historia y revelan las claves que contribuyeron al desarrollo de sus emprendimientos.

Sus historias

Villahoz junto con Juan Bautista y María José Sánchez, iniciaron el proyecto de BUIT tras conocerse a través de su cuñado que vendía panes en el restaurant donde ellos trabajaban. Juntos coincidieron en que la misma cocina al vacío que hacían en el local, podía venderse a las personas, sin que vayan directamente hasta allí. Fue así como, con una inversión inicial cerca de los 70 mil dólares, iniciaron el proyecto. La propuesta consiste en ofrecer comida lista envasada al vacío, como por ejemplo un vacío braseado con un puré de papas, que se entregan congeladas y lo único que hay que hacer es poner una olla con agua a hervir. Es decir, una vez que está hierve, se coloca el producto, se espera determinado tiempo, y cuando se calentó, se saca de la bolsa y se sirve en el plato. Los precios oscilan entre los $160 y $300.

Por su parte, Sol Rocha y Luz Noriega iniciaron su proyecto siendo las dos cocineras. Ambas trabajaron juntas en un restaurant y, en 2010, decidieron renunciar para iniciar un emprendimiento de viandas y algunos catering en la cocina de la casa de su Luz. Fue allí mismo donde nació el “El Club de la ensalada” cuyo nombre se dio porque su especialidad era (y son) las ensaladas. Luego de 3 años de cocinar indoor, decidieron montar un local tras un viaje a la India. Hoy presenta una variada de opciones Veggie como también sándwiches, wraps, platos calientes como sopas, tartas, guisos y pastas. La iniciativa ofrece variedad de alternativas para los que son veganos, vegetarianos, celíacos, y los que no. Los precios van de $150 a $230.

Demostración y confiabilidad

En la mayoría de las ocasiones, la comida de paso siempre se la vinculó con alimentos poco saludable. Ahora, ¿se puede comer sano y rico con comidas de paso? ¿Cómo se puede cambiar la creencia mencionada a las personas? Ante la pregunta, los emprendedores coinciden y afirman que, demostrándole lo que hacen, es la forma. “Si se puede, no es fácil y la mejor manera de demostrarlo es probando lo que hacemos”, afirma Villahoz. “Una vez que la gente nos conoce, y sabe que cocinamos sabroso y a conciencia, nos ganamos su confianza. Es la forma que encontramos para generar una clientela estable, que nos elije todos los días. La creencia de la gente cambia, cuándo le das de comer rico todos los días, a través de opciones clásicas y también novedosas”, detalla y responde Noriega en entrevista con el sitio.

Es por eso que, ser diferentes y mostrar el diferencial de las marcas, será fundamental para destacarse. Sobre su producto en BUIT, el emprendedor remarca que el diferencial está en “la vista, los condimentos, el packaging, que es a lo que se le presta más atención”. Por otra parte, desde el Club de la Ensalada, sostienen que pese a que todavía utilizan material descartable de un sólo uso, la propuesta distintiva está en los procesos ecológicos donde siempre buscan mejorar y reducir el uso de plásticos dentro de las posibilidades. Otro punto diferencial, es que los dressing de las ensaladas, los colocan en unos tachitos con buena capacidad “para que las ensaladas siempre estén bien condimentadas”.

Siendo conscientes de nuevas propuestas, ahora elegir qué comer, puede convertirse en una decisión voluntario y no automática. Entonces hoy, ¿Qué vas a comer?

Solicitá más información de
las Tarjetas Corporativas llamando al
4310-3851 ó completando el siguiente formulario

No hagas negocios sin ella