Fiestas de fin de año: propuestas culinarias para empleados y clientes

Cuando se acerca el cierre del año, las cenas empresariales son una tendencia instalada para agasajar a los colaboradores y afianzar la cultura corporativa. Cuáles son las tendencias al respecto y cómo idear una propuesta acorde con el público interno.

Fiestas de fin de año: propuestas culinarias para empleados y clientes

Llega el fin de año y las empresas buscan alternativas y propuestas para no sólo agasajar a los empleados sino también fortalecer la intimidad y la unión del equipo de trabajo. Más allá de los habituales encuentros de after office, las marcas apuntan a encuentros variados y de color que ofrecen un encuentro atípico a los habituales de oficina.  Dependiendo el rubro, el tamaño y la generación de sus trabajadores, las compañías planifican y organizan sus respectivas cenas o fiestas. 

Los jóvenes, la prioridad

En últimos años, los Millennials han sido los grandes protagonistas. Por eso, es en base a ellos que las empresas moldean los encuentros de Fin de Año. Por ejemplo, las últimas tendencias se han encaminado a prestar más atención a los gustos estos empleados más jóvenes, a organizar eventos más descontracturados e informales, sin mesa fijas y con la presencia de menús innovadores y simples. Bajo esta línea, las grandes empresas suelen invertir, en promedio, entre $ 1.500 y $ 2.500 por persona y, en caso de elegir espacios muy solicitados y sofisticados, reservan hasta con un año de anticipación. Un caso puede ser el de Yatch Club Puerto Madero que concentra, entre noviembre y diciembre, más de 125 eventos, en doble turno, mediodía y noche.

Por otro lado, las pequeñas y medianas empresas, que poseen Millennials y un número menor de empleados, además de continuar con la tendencia de la informalidad, en muchas oportunidades prefieren preparar un after office a partir de las siete de la tarde, diferente a los habituales. Mystique Club, por ejemplo, ofrece, para después de la jornada laboral, un Buffet Gourmet acompañado por una numerosa carta de Cocktails. Por otro lado, también existen opciones privadas y semi-privadas con espacios exclusivos y atención personalizada que, dependiendo el gusto de las firmas que lo contratan, elegirán una u otra.

Llegan las temáticas

Por otro lado, hay empresas que deciden salirse del molde y buscar alternativas mucho más distendida. Por un lado, para aquellas empresas que tienen empleados jóvenes, eligen la opción de fiestas temáticas que permitirán un encuentro atípico entre trabajadores y jefes. Eligiendo un tema y el vestuario, son distintas las opciones. Por ejemplo, Mystique Club ofrece también fiestas como la “Mexican Party” (fiesta mexicana). Estas, además de mayor productividad e identidad corporativa, contribuye a la creación de mejores ambientes laborales.

Por su parte, también están las firmas que apuestan a encuentros más formales y que optan por temáticas nacionales que reflejan la cultura popular argentina. Además de reunir a sus empleados de una generación mayor, también incluyen a los clientes o invitados internacionales. “En las fiestas de fin de año también suelen asistir las visitas del exterior. Es por eso que se propone un menú con precio fijo corporativo que incluye platos autóctonos como la degustación de cazuelas, bife de chorizo, humita norteña o cazuela de cordero”, afirman desde El Querandí a Multitaskers. El restaurant ofrece Cena Show que incluye derecho de espectáculo con cantos y bailes de tangos y hasta transfer in-out desde hoteles céntricos o Palermo. Además, si se buscan mejores propuestas, la empresa pueden incluir una modalidad VIP que permiten disfrutar de lugares preferenciales, upgrade de menú y vinos, como así también espumantes.

Las despedidas de fin de año no solo pueden desarrollarse durante la noche. Distintas empresas, prefieren los medios días y en espacios cerca de la oficina. Desde El Querandí aseguran que muchas empresas, además de optar espacios cerca de la “zona y jornada de trabajo al medio día”, se enfocan también en la formula “precio-calidad”, sin caer a precios muy baratos porque las empresas “quieren agasajar de la mejor forma a sus empleados”. Por otro lado, aseguran que las fechas de despedidas se adelantan para noviembre, más temprano, ya que más para diciembre “están las reuniones personales y para amigos”.  

En conjunto, mejor

Así como hay empresas que invierten y optan por hacer sus fiestas o cenas de manera particular y privadas, hay otras que prefieren compartir el espacio con otras empresas para intercambiar conocimientos y sus culturas organizacionales. Por ejemplo, La Rural presentó Celebration Fest!, una propuesta para que pequeñas y medianas empresas celebren fin de año con un gran evento. La idea, busca reunir a 2500 personas pertenecientes a diferentes compañías para que puedan despedir el año de la mejor manera. 

“Pensamos este producto, en base a las últimas tendencias y necesidades del mercado. Le damos la posibilidad a las empresas, independientemente de su estructura, de disfrutar de una gran fiesta con todo incluido, a precios accesibles y competitivos”, explicó en un comunicado, Agustina Chavero, Gerente de Congresos, Convenciones y Eventos de La Rural. La propuesta del evento incluirá cena de tres pasos, barra de tragos, DJ, shows en vivo de Facundo Arana & The Blue Light Orquestra, Amar Azul y Festa Bros y el valor de la tarjeta rondará los $1800 + iva por persona.

¿Qué te gustaría leer?

Suscribite al Newsleter Multitaskers

No hagas negocios sin ella