En lugar del equilibrio entre el trabajo y la vida, pensá en la integración entre el trabajo y la vida.

5 consejos y trucos de un ejecutivo publicitario que descubrió que la integración, y una cultura que la respalda, es la clave para lograr un equilibrio entre el trabajo y la vida personal.

En lugar del equilibrio entre el trabajo y la vida, pensá en la integración entre el trabajo y la vida.

Contratar a los mejores diseñadores gráficos, redactores, estrategas y gerentes de cuentas en una agencia de publicidad, especialmente una pequeña como la nuestra, requiere un discurso tan completo como el que le daríamos a un posible cliente cuyo negocio estamos tratando de ganar. En un mundo en el que prima lo remoto, la competencia es intensa: el talento creativo ahora tiene un acceso sin precedentes a las ofertas de trabajo globales de numerosos pretendientes a tiempo completo o parcial. Entonces, para que podamos tener el mejor talento en nuestra puerta, tenemos que ser la mejor versión de nosotros mismos.

Entre los pilares más críticos del caso para trabajar en FUSE Create está cómo pensamos sobre el equilibrio entre el trabajo y la vida. Tenemos una interpretación deliberadamente diferente del concepto, pensando en él como una integración entre el trabajo y la vida. ¿La diferencia clave? Cada elemento en nuestro proceso de toma de decisiones ejecutivas, desde el feedback hasta las vacaciones, las expectativas de productividad y más, no se hace solo a través de la lente de lo que hará por nuestro negocio. Está hecho a través de la lente de cuán exitoso será lograr que nuestros empleados se dediquen por completo al trabajo, todos los días.

Este cambio de pensamiento nos ha enseñado mucho a mí y a mi agencia sobre lo que impulsa el compromiso entre el talento y cómo da forma a nuestra reputación entre el grupo que engloba a los mejores creativos. Si sos dueño de un pequeño negocio y buscás una ventaja a la hora de contratar talento, considerá revisar tu enfoque del equilibrio entre el trabajo y la vida personal, pensando en ello más bien como en una integración entre el trabajo y la vida personal siguiendo estos consejos.

Comenzá con la cultura

Ya sea una operación de una persona o una agencia de 50 personas, el éxito de la integración de la vida laboral y familiar se reduce a la cultura. El tipo de prácticas, comportamientos y actitudes que tiene pueden fomentar o dificultar la integración entre el trabajo y la vida.

Hemos construido la integración en nuestra cultura a través de formas simples pero empáticas. Este enfoque empático dice que no solo está bien, sino que entendemos que los empleados tienen una vida dentro y alrededor del trabajo, así que integrémoslo lo mejor que podamos. Aquí hay cinco maneras en que podés hacerlo:

1. Reformá tu espacio.

Nos mudamos a una nueva oficina en enero de 2022 y, al hacerlo, diseñamos el espacio para que se sienta más como un hogar que como una oficina. Queríamos asegurarnos de que las personas se sintieran cómodas, inspiradas y bien, como si estuvieran en casa, incluso cuando están en la oficina. Sofás cómodos sobre sillas de escritorio, menos puertas, más espacios de colaboración, obras de arte elegidas por los empleados en la pared: todo lo convierte en un espacio que se siente bien, un hogar lejos del hogar.

2. Medí la productividad en el trabajo, no en el tiempo.

Desde una perspectiva laboral, tenemos una filosofía de "trabajar como sea, donde sea y cuando sea". Entonces, aunque los empleados regresarán a la oficina, no les estamos exigiendo que lo hagan. Estamos ofreciendo un modelo híbrido flexible cuando se trata de trabajar desde casa o desde la oficina, para que las personas puedan decidir qué es lo mejor para ellos, su familia y su horario. La interacción física de los empleados sigue siendo importante para fomentar relaciones y mejorar la comunicación, por esta razón celebraremos con almuerzos, reuniones y eventos del departamento, pero también serán flexibles.

3. Apoyá el crecimiento de los empleados.

Hacemos un esfuerzo consciente para apoyar los proyectos de las personas, tanto en términos de permitirles el tiempo para perseguirlos, como de apoyar creativamente. Ya sea pagando clases, ayudándolos a diseñar su sitio web. Incluso el esfuerzo más pequeño puede ser de gran ayuda para apoyar la integración de la vida laboral y personal.

4. Fomentá el tiempo libre.

Independientemente de una integración exitosa o no, es importante desconectarse de vez en cuando. Ofrecemos tres días de salud mental al año. Hacemos un seguimiento de las personas que no han tomado sus días de vacaciones y acumulamos los días no utilizados para el año siguiente. Y cuando la gente se va de vacaciones, les recordamos que se mantengan alejados del correo electrónico.

5. Solicitá feedback regular y escuchalo.

También llevamos a cabo una encuesta anual que incluye una serie de preguntas específicamente relacionadas con el equilibrio entre la vida laboral y personal. Esto ayuda a garantizar que estamos en el camino correcto y que estamos aprendiendo cómo podemos ayudar a nuestro personal a mantener una integración saludable entre el trabajo y la vida. Un aprendizaje que surgió de la encuesta fue cómo la salud mental de uno puede afectar negativamente la integración de la vida laboral. Como resultado, dimos a todos los empleados la opción de inscribirse en la aplicación CALM como una forma simple y no intrusiva de encontrar el equilibrio en todas las áreas de la vida.

La clave es asegurarte de que estás construyendo una cultura dentro de tu negocio, y vos mismo, que apoyás ambos aspectos de tu vida. Que estás inculcando las actitudes, creencias y valores que fomentan la integración. Y asegurate de estar modelando esa cultura vos mismo. Desconectate de vez en cuando, por difícil que parezca. Incluso si eso significa bloquear explícitamente el tiempo libre en tu calendario, vos y tus empleados te lo agradecerán.

 

Autor: Steve Miller

¿Qué te gustaría leer?

Suscribite al Newsleter Multitaskers

No hagas negocios sin ella