Consejos e ideas para ahorrar dinero en tu negocio.

¿Buscás formas de ahorrar dinero para tu negocio? Aquí hay una lista de consejos e ideas que te ayudarán a reducir costos.

Consejos e ideas para ahorrar dinero en tu negocio.

Los consejos teóricos son buenos, pero cuando estás luchando por mantener tu negocio en marcha, querés ayuda real de personas que han pasado por las mismas situaciones. Te traemos algunos consejos para ahorrar dinero de pequeños negocios reales que están teniendo éxito en una economía difícil. Personas reales, negocios reales e ideas reales para ayudarte a reducir costos, disminuir tus gastos generales y aun así, llegar a tu mercado objetivo y desarrollar tu negocio.

1. Reducí la publicidad tradicional a favor de alternativas de bajo costo.

John Boyd, director ejecutivo de Meeting Wave, decidió dejar de pagar por publicidad y centrarse en el marketing entrante. Shai Atanelov, CEO de BigTimeWireless, redujo incluso la publicidad pagada en Internet (como Google Adwords) y se centró en obtener resultados mediante el uso de técnicas de SEO dentro del sitio web de la empresa y la creación de videos de YouTube, lo que le produjo más de 700,000 visitas y un impulso en el tráfico hacia el sitio web.

2. Subcontratar, subcontratar, subcontratar.

Los empleados son esenciales para realizar el trabajo, pero los costos de los empleados, desde los salarios hasta el espacio de oficina y los seguros, pueden ser la mayor parte del presupuesto de un pequeño negocio. Georgette Pascale, propietaria de la empresa de relaciones públicas Pascale Communications, elige mantener su personal de tiempo completo al mínimo y subcontrata el trabajo a contratistas independientes para el trabajo que su personal no puede cubrir según sea necesario.

3. Negociá con los proveedores.

Muchos proveedores a menudo están dispuestos a negociar precios más bajos en lugar de perder un cliente habitual. Ian Aronovich, de GovernmentAuctions.org, comparte que su empresa pudo negociar mejores precios en todo, desde suministros de oficina hasta la factura del teléfono. Ciertamente, no perderá nada al intentarlo, y es posible que pueda reducir sus costos operativos mensuales.

4. Ahorrá y sé sustentable

Ser ecológico no solo es un gran movimiento de relaciones públicas, también es un movimiento financiero inteligente, según Shel Horowitz, autor de Guerilla Marketing Goes Green: Winning Strategies to Improve Your Profits and Your Planet. Horowitz recomienda hacer cambios simples como mantener el equipo en una zapatilla y apagarla cuando no esté en uso, o reemplazar tu impresora existente por una que imprima en ambos lados del papel, reduciendo así el desperdicio de papel y el costo.

5. Contratá personas inteligentes e inexpertas.

La experiencia no lo es todo y cuesta más. La próxima vez que publiqués un anuncio de empleo, eliminá la línea que dice: "Debe tener X años de experiencia" y reemplazala con "Los recién graduados pueden postularse". Sweeney utilizó este enfoque y contrató a desarrolladores que acababan de graduarse, obteniendo una ventaja monetaria al proporcionar un salario de nivel de entrada y, dice, beneficiándose al tener empleados que están "actualizados con la última tecnología, a menudo más ágiles y con ganas de aprender".

6. Reducí el tiempo de los empleados.

Reducir la jornada laboral de los empleados a una semana de cuatro días funciona mejor tanto para los empleados como para los dueños de negocios. Una semana laboral de cuatro días significa un mayor ahorro en los costos operativos y de servicios públicos, así como un menor costo salarial para la empresa en general.

7. Practicá el “marketing de guerrilla”.

El marketing de guerrilla no solo puede hacer que tu negocio se destaque, sino que también puede ahorrarte dinero. Nina Cunningham de Liberty Tax Service señala su práctica de usar "disfraces de Lady Liberty" y entretenimiento en la calle. Han estado usando estas técnicas desde 1997, dice Cunningham, y encuentran que "por cada dos horas que repartimos volantes, tenemos un cliente".

8. Mantené tus reuniones cortas.

Las reuniones pueden ser costosas en términos de viajes y costos de hospedaje, e incluso las reuniones virtuales cuestan en términos de horas facturables o costos salariales. No podés eliminar las reuniones por completo, pero podés aprender de David Lanagan, fundador de SMB Communications. Lanagan recomienda, primero, que limités las personas que deben participar en las reuniones. "Al mantener las reuniones con el número de personas posible", dice Lanagan, "[yo] me aseguro de que el tiempo de mis empleados se invierta bien y de que los costos asociados sean bajos".

9. Ahorrá en envíos.

Jessie Connors, directora ejecutiva del minorista electrónico de lujo Peppermint Park, señala que su gerente de envíos verifica y compara constantemente los precios de envío, negocia mejores condiciones y se asegura de que ahorren cada centavo que puedan. Como afirma Connor, "si ahorramos unos pocos centavos en el envío de cada producto, los ahorros se reducen a la línea de fondo y pueden sumarse para convertirse en grandes cantidades de dinero".

10. Revisá todos los gastos, incluso los más pequeños.

Es solo una práctica comercial inteligente, pero a menudo se pasa por alto hasta que los tiempos económicos difíciles te obligan a hacerlo. Aronovich recuerda que, en 2009, analizaron todos los gastos de la empresa para recortar lo innecesario. Pequeños recortes en los gastos corrientes pueden sumar grandes ahorros a largo plazo.

 

Autor: Annie Mueller

¿Qué te gustaría leer?

Suscribite al Newsleter Multitaskers

No hagas negocios sin ella