Cómo predecir tu flujo de caja el próximo mes para tu negocio

No necesitás ejecutar un estado de cuenta desde tu sistema de contabilidad para calcular tu flujo de efectivo. Este modelo simple puede ayudarte a predecir el flujo de caja de tu negocio.

Cómo predecir tu flujo de caja el próximo mes para tu negocio

Quedarse sin efectivo es una razón común por la que muchos negocios deciden cerrar sus puertas. Entonces, si tener efectivo es tan fundamental para el éxito de todos los negocios ¿por qué no más propietarios saben cómo predecir cuál será su flujo de efectivo la próxima semana o el próximo mes? Es porque muchos negocios aún no comprenden cómo se genera o se utiliza el flujo de caja dentro de su propio negocio.

 

La entrada de efectivo de tu negocio.

Estas son las actividades que aumentan el flujo de caja dentro de tu negocio, tales como:

Ganancias netas

A largo plazo, un negocio rentable generalmente genera flujo de efectivo. Si las ventas superan los gastos generales, eventualmente tendrá más efectivo para reinvertir o pagar al dueño.

Una disminución en las cuentas por cobrar

Cuando menos clientes te deben dinero, esto generalmente significa que ya han pagado su producto o servicio y que hay efectivo disponible dentro de tu negocio para usar.

Un aumento en las cuentas por pagar

Cuando te tomás más tiempo para pagar tus facturas a los proveedores, mantenés el efectivo dentro de tu negocio por más tiempo. Esto es similar a cómo usás una tarjeta de crédito: obtenés el producto de inmediato, pero puede podés pagarlo dentro de 30 días.

Una disminución en el inventario

Requerís efectivo para pagar por todo el inventario que comprés. Cuanto menos inventario tengás, menos efectivo consumís. Por supuesto, esto debe equilibrarse con la cantidad de inventario que requiere tu cliente para que puedas entregar su pedido a tiempo.

Un préstamo en efectivo

Cualquier préstamo que obtengas de fuentes de financiamiento externas se suma a tu efectivo, pero recordá: los préstamos deben reembolsarse eventualmente con el flujo de efectivo futuro.

 

La salida de efectivo de tu negocio

El flujo de salida se refiere a actividades que disminuyen el flujo de efectivo dentro de tu negocio. Éstos incluyen:

Pérdidas netas

Cuando los gastos superan constantemente los ingresos por ventas, eventualmente te quedarás sin el efectivo necesario para cubrir estas pérdidas.

Un aumento en las cuentas por cobrar

Cuando esto aumenta, significa que más clientes te pagarán más tarde y que vos contás ahora con el efectivo. Por lo general, debés pagar el costo de estas ventas antes de que el cliente pague, lo que significa que el efectivo saldrá antes de regresar para cubrir estos gastos.

Una disminución en las cuentas por pagar

Esto sucede cuando pagás las facturas más rápidamente o cuando los nuevos proveedores ofrecen plazos de pago más cortos que los proveedores existentes.

Un aumento de inventario

Esto significa que estás almacenando más inventario o que los clientes están comprando menos o no lo que pensabas que comprarían. De cualquier manera, invertís más efectivo en tu inventario.

Pago de préstamos financieros

Cualquier préstamo que deba devolverse reduce tu flujo de caja.

 

Predecir el flujo de caja de la próxima semana

Al saber qué afecta la entrada y salida de efectivo en tu negocio, podés comenzar a predecir cuánto efectivo necesitarás o tendrás en el banco en ciertos períodos de tiempo planificados.

Existen algunas herramientas automatizadas que pueden ayudar con este proceso. Aplicaciones como Cash Flow Tool, Float y Pulse pueden tomar la información directamente de tu sistema de contabilidad y pronosticar el saldo de tu flujo de caja en función del historial de tus cuentas por pagar y por cobrar. Pero esto también se puede hacer de una manera muy simple y manual:

Abrí una hoja de cálculo de Excel y colocá tu efectivo actual en el banco.

Restá de este saldo en efectivo los cheques enviados, pero que aún no se hayan cobrado de esta cuenta bancaria.

Sumá el efectivo de las cuentas por cobrar y las ventas que pronosticás que cobrará la próxima semana.

Revisá tus cuentas por pagar para ver las facturas que debés pagar la próxima semana y restalo del total.

Luego, restá el efectivo que debés usar para pagar por inventario u otras compras de capital que no estén en las cuentas por pagar.

Después de realizar estos cálculos, tendrás una estimación de cuál será tu balance de efectivo para la semana siguiente.

Todo negocio necesita saber si tendrá suficiente efectivo para pagar sus gastos mensuales y realizar nuevas inversiones. Estos simples cálculos pueden ayudarte a realizar un seguimiento de la disponibilidad de efectivo para que puedas adelantarte a los tipos de problemas de flujo de efectivo que a menudo conducen al cierre de los negocios.

¿Qué te gustaría leer?

Suscribite al Newsleter Multitaskers

No hagas negocios sin ella