American ExpressAmerican ExpressAmerican ExpressAmerican ExpressAmerican Express

Cómo calcular el ingreso neto

Calcular el ingreso neto muestra cuánto queda de los ingresos totales después de restar los gastos totales durante un cierto período de tiempo.

Cómo calcular el ingreso neto

Saber cómo calcular el ingreso neto e interpretar el resultado puede ser esencial para tomar decisiones que mejoren la situación financiera de tu negocio.

Aunque puede sonar simple, la fórmula del ingreso neto puede ser una fuente de una influyente perspicacia en la gestión empresarial. Entender bien el ingreso neto puede funcionar como un poderoso foco de luz, iluminando una amplia gama de opciones estratégicas para objetivos a gran escala, desde reducir costos hasta impulsar el crecimiento.

Desmitificando el Ingreso Neto

El ingreso neto también puede ser conocido como ganancia neta, utilidad neta y resultado final. Independientemente de la etiqueta, calcularlo comienza sumando todos los ingresos comerciales obtenidos por ventas, inversiones y otras fuentes de ingresos durante un período de tiempo definido. Luego, se trata de restar los gastos totales como costos operativos, pagos de intereses sobre deudas y depreciación.

Lo que queda es ya sea una ganancia neta o una pérdida neta. Un número positivo señala que el negocio gana más de lo que gasta. Esto puede proporcionar la confianza para mantener o expandir la escala de las operaciones.

Alternativamente, un ingreso neto negativo puede ser una luz roja que indica que los costos superan a las ventas. Dejado sin abordar, los ingresos negativos pueden ahogar el flujo de efectivo. Cuando el ingreso neto se vuelve negativo, puede ser una señal para recortar gastos o buscar generar más ventas hasta que el negocio vuelva a la normalidad.

Explicación de la Fórmula del Ingreso Neto

El ingreso neto refleja la relación entre dos números: los ingresos totales obtenidos y los gastos totales incurridos. La fórmula se ve así:

Ingresos totales - Gastos totales = Ingreso neto

Otra consideración esencial es el período de tiempo. El ingreso neto invariablemente se calcula para un período de tiempo definido, que podría ser anual, trimestral, mensual u otro intervalo.

Por ejemplo, una empresa que diseña y fabrica hornos de pizza a leña para food trucks. Los ingresos mensuales de la empresa son de $100,000 por ventas de hornos.

En cuanto a los gastos, el elemento principal es el costo de salarios y sueldos de $35,000. Otros $25,000 son para materiales primas como láminas de metal y ladrillos refractarios. El alquiler de la fábrica y los servicios públicos ascienden a $15,000. Hay un pago de intereses de $2,000 por préstamos para nueva maquinaria de perforación y plegado.

La empresa sumaría los gastos primero:

$35,000 costo laboral

$25,000 materiales y componentes

$15,000 alquiler y servicios públicos

$2,000 intereses de préstamos

= $77,000

Ahora, el cálculo del ingreso neto se vería así:

$100,000 ingresos totales - $77,000 gastos totales = $23,000 ingreso neto

Calcular y comparar las cifras de ingreso neto mensual puede revelar tendencias estacionales u otras que pueden aumentar la rentabilidad. También podría ayudar a detectar señales de alerta. Por ejemplo, las ventas de hornos de pizza para camiones de comida pueden aumentar cuando los vendedores de alimentos móviles se preparan para eventos al aire libre en el verano. Al mismo tiempo, el aumento de los niveles de empleo regional puede hacer que los costos laborales se disparen. Los líderes pueden evaluar los patrones de ingreso neto para ver los efectos combinados de fuerzas como éstas y planificar ajustes de sus esfuerzos de manera efectiva.

Calcular el Ingreso Neto en Contabilidad

La fórmula básica del ingreso neto probablemente parezca elemental, pero agregar con precisión todos los insumos de ingresos y gastos del mundo real totales puede ser más fácil de decir que de hacer. El momento en que los ingresos o los costos se registran en los libros, por ejemplo, es un factor que puede marcar una gran diferencia en la contabilidad de la fórmula del ingreso neto.

Un sistema de contabilidad típico para pequeñas empresas utiliza el enfoque de devengo. Este método registra los ingresos cuando un cliente recibe bienes o servicios, incluso si aún no se ha cobrado el pago en efectivo. La contabilidad por acumulación tiene como objetivo igualar con precisión la actividad económica al período de tiempo.

De igual manera, los métodos de acumulación registran los gastos cuando se incurren. Así que un pedido de inventario o suministros se registra cuando se envía el pedido al proveedor, aunque aún no se haya intercambiado dinero en efectivo. La transacción impacta la rentabilidad de ese período de tiempo, independientemente de si la factura se paga o permanece pendiente.

Con eso en mente, mantener registros meticulosos puede ser clave para generar una cifra precisa de ingresos netos. Por ejemplo, si en abril el negocio de hornos de pizza utiliza crédito en tienda para comprar una carretilla elevadora motorizada de $1,500 para su almacén, impacta en el ingreso neto de inmediato para abril, no meses después cuando comienzan los pagos de las cuotas a la empresa de financiamiento. Sin contabilizar adecuadamente entradas como esta, los gastos podrían estar subestimados y la cifra de ingresos netos sería engañosa.

Extrayendo el Ingreso Neto de los Estados Financieros

Los números para calcular el ingreso neto, así como la cifra de ingresos netos en sí, pueden aparecer en el estado de resultados del negocio. Un segundo documento financiero importante, el balance, no muestra el ingreso neto como un elemento de línea distinto. Pero la utilidad neta o la pérdida neta del año actual aún se reflejan y alteran la sección de patrimonio del balance.

Específicamente, los ingresos retenidos o los elementos de capital propio incorporan las ganancias más recientes que aumentan o disminuyen el patrimonio del negocio de año en año. Al revisar los balances históricos, se puede ver si las ganancias se expanden consistentemente con el tiempo o si se estancan cuando la rentabilidad se estabiliza o las recesiones del mercado suprimen la demanda.

Dominar el Ingreso Neto para el Éxito Empresarial

Los totales anuales de ingresos netos pueden ser esenciales para llevar los libros contables. Pero las ganancias anuales agregadas por sí solas pueden no proporcionar la visibilidad en tiempo real necesaria para dirigir las operaciones comerciales actuales. Además, ciertas industrias pueden beneficiarse enormemente al adoptar una vista más detallada de las ganancias netas.

Un ejemplo clásico es una empresa de paisajismo que genera una cantidad desproporcionada de ingresos durante la primavera y el verano. La utilidad neta también oscila hacia arriba o hacia abajo dependiendo de la temporada. En esta situación, los líderes expertos buscan optimizar costos y precios según el calendario, utilizando tácticas como ajustar la dotación de personal y ofrecer promociones.

Para cualquier negocio que no tenga una demanda perfectamente constante, monitorear el ingreso neto trimestral, mensual o incluso semanalmente puede ser útil. La transparencia oportuna de las ganancias equipa mejor a los propietarios para conectar las decisiones inmediatas sobre personal, inventario y compras de capital con sus efectos en los ingresos actuales.

Aplicando las Perspectivas del Ingreso Neto para el Crecimiento

La medición del ingreso neto puede ser crucial para las empresas que desean una perspicacia aguda sobre las fortalezas, deficiencias y oportunidades operativas. Pero es solo una métrica contable. Comparar aún más el ingreso neto junto con las ratios de beneficio bruto, por ejemplo, proporciona referencias para evaluar la eficiencia de una empresa en transformar mano de obra y materiales en productos vendidos a los clientes.

También puede ser útil proyectar ratios de rentabilidad deseados futuros. Esto puede ayudar a establecer objetivos de rendimiento proyectados, permitiendo que los líderes gestionen activamente las operaciones hacia objetivos estratégicos y midan el progreso.

Conclusión

Familiarizarse con el ingreso neto puede ser un paso hacia el desarrollo de una sólida inteligencia financiera. Aprender otras métricas financieras también puede ayudar. El estado de resultados, por ejemplo, ilumina la rentabilidad durante un período de tiempo establecido. El balance proporciona una vista diferente que consiste en instantáneas de activos y obligaciones en momentos singulares. Desarrollar una comprensión de los roles y aplicaciones de estos estados financieros empresariales puede ser vital para elaborar tácticas de gestión exitosas. Aprender a ver con los lentes tanto de los balances como de los estados de resultados puede ser un paso importante hacia la comprensión financiera completa, una planificación más inteligente y un éxito duradero.

No hagas negocios sin ella