Cómo apoyar a los empleados con niños

Los empleados con hijos pueden tener dificultades para equilibrar el trabajo y la crianza. Ser flexible y comprensivo puede ayudarte a mantenerlos comprometidos y productivos.

Cómo apoyar a los empleados con niños

Los empleados con hijos deben equilibrar el trabajo y las responsabilidades del cuidado diario. En muchos lugares, que aún se encuentran bajo estrictas restricciones o cierres, las escuelas empezaron el año escolar con aprendizaje virtual, lo que significa que algunos empleados, que están siendo convocados a sus oficinas, no puedan regresar o dedicar toda su atención al trabajo durante la jornada laboral.

Para los empleados con niños, considerá ajustar los protocolos y políticas para adaptarse a las responsabilidades de los padres. Un poco de compasión y empatía pueden ser de gran ayuda para mantener a tus empleados comprometidos y productivos, lo que ayuda a garantizar que puedan realizar el mejor trabajo posible, independientemente de las circunstancias.

La educación luego de una pandemia

Los planes de reapertura de las escuelas siguen siendo inciertos. Dependiendo de la disposición del espacio, algunas escuelas empezaron a funcionar con el 50% de su capacidad o incluso menos; otras están regresando a dar clases con arreglos flexibles de asistencia parcial, respetando las medidas de distanciamiento social, uso de mascarillas y otras medidas de salud. Algunos niños pueden tener la opción de asistir a la escuela en línea, lo que significa que estarán en casa y necesitarán de un adulto en el lugar. Otras escuelas no abrirán durante al menos los primeros meses del siguiente cuatrimestre.

En resumen, la situación del cuidado de los hijos de cada padre es única. Implementá estas políticas y protocolos para dar a los empleados que tienen hijos un respiro sin sacrificar la productividad.

Permití el trabajo flexible

Haceles saber a tus empleados que estás dispuesto a lograr acuerdos laborales flexibles para ayudarlos a equilibrar sus responsabilidades de cuidado infantil con su trabajo de oficina.

Un buen primer paso es trabajar con tu equipo de recursos humanos para definir las políticas de trabajo de tu negocio. Esto proporciona a los empleados una guía oficial y le ofrece la oportunidad de formalizar sus expectativas. Con tantos cambios rápidos y la incapacidad de tener conversaciones cara a cara, algunos empleados pueden sentirse inseguros o desconectados de su trabajo. Comunicar claramente que sos flexible y que estás dispuesto a adaptarse a ellos puede ayudar mucho a romper estas barreras invisibles.

Abandoná la mentalidad de 9 a 6

La flexibilidad también se aplica al tiempo. Es probable que los padres con niños en casa no puedan completar todo dentro de la jornada laboral estándar. Abandoná la cultura del "presentismo" en favor de una que se concentre en la realización de tareas esenciales. Separá las tareas que son realmente urgentes de las que no lo son, para permitir que los empleados equilibren sus horarios.

Utilizá medios de comunicación asincrónicos (correo electrónico en lugar de aplicaciones de mensajería instantánea) para que puedan hacer su trabajo en su propio tiempo. Este enfoque podría ayudar a los padres con niños más pequeños que pueden ser más productivos por la noche, después de que sus hijos se hayan dormido. Al hacerlos responsables ante el entregable y no ante su presencia, es posible que puedas minimizar algo de presión y, en última instancia, obtener mejores resultados.

Considerá el trabajo remoto permanente

Con toda la incertidumbre, trabajar completamente a distancia podría ser una buena decisión. En los últimos meses, muchas empresas han anunciado que los empleados pueden trabajar desde casa durante el resto de 2020. Este enfoque no solo ayudará a los empleados con niños; ayudará a todos los empleados.

Comprometer a tu negocio con el trabajo remoto es un gran paso, pero si muchos de tus empleados son padres o futuros padres, es posible que tengas la razón perfecta para hacer el cambio.

Sé consciente de las circunstancias de los empleados

Es posible que los niños no sean los únicos dependientes que preocupan a tus empleados. Por ejemplo, hay padres que cuidan a familiares con discapacidad, parientes ancianos o aquellos que tienen enfermedades subyacentes y, por tanto, tienen que quedarse en casa. La orientación sanitaria local puede exigir que se queden en casa, por lo que, de nuevo, es imprescindible permitir el trabajo flexible y remoto.

Sé empático y establecé estructuras para conectar a los empleados y considerá hacer concesiones y excepciones para los empleados que las necesiten. Una forma de lograr esto es eliminando la asistencia obligatoria a las reuniones del equipo y/o del proyecto. Pedile a un empleado que se ofrezca como voluntario para tomar notas de las reuniones y pedile que le envíe el resumen y los próximos pasos directamente al empleado que no pudo asistir a la reunión. Esta práctica tiene el beneficio adicional de ayudarte a desarrollar una mejor disciplina en las reuniones, comprender lo que vale el tiempo de las personas y lo que se puede enviar por correo electrónico.

Una encuesta hecha por la empresa Intermedia de abril de 2020 a 250 dueños de negocios encontró que el 57% planean aumentar las opciones para el trabajo remoto una vez que se alivien las restricciones. El estudio encontró que los negocios con esas opciones redujeron los gastos generales, aumentaron la disponibilidad de los empleados y mejoraron la satisfacción de los mismos.

Autor: Sharon Hurley Hall
Artículo publicado en: https://www.americanexpress.com/en-us/business/trends-and-insights/articles/how-to-support-employees-with-kids/

¿Qué te gustaría leer?

Suscribite al Newsleter Multitaskers

No hagas negocios sin ella