8 maneras fáciles de aumentar tu autocontrol.

El autocontrol es importante en todos los aspectos de la vida, incluso en los negocios. Aprendè a tener autocontrol usando estos ocho consejos.

8 maneras fáciles de aumentar tu autocontrol.

El autocontrol es la capacidad de controlar nuestros sentimientos, emociones y reacciones. Muchas personas luchan con el autocontrol. Por ejemplo, necesitamos autocontrol cuando se trata de mantenernos alejados de las redes sociales en el trabajo, ajustarnos a un presupuesto y regular nuestra ingesta de azúcar.

Los científicos continúan estudiando la importancia del autocontrol como una fuerza que podemos aprovechar para tener una vida más exitosa y satisfactoria. Afortunadamente, hay mucho que podemos hacer para mejorar estas habilidades.

Aquí hay ocho consejos para aumentar el autocontrol.

1. Encontrá la motivación.

La motivación es importante para perfeccionar las habilidades de autocontrol. Descubrir qué es lo que más te motiva es clave para lograr tus objetivos. Cuando mirás el panorama general en lugar de cada detalle necesario para cruzar la meta, te encontrarás más motivado para hacer las cosas.

Por ejemplo, cuando se trabaja en un proyecto a largo plazo, es fácil sentirse frustrado por la cantidad de pequeños pasos, reuniones y aprobaciones necesarias para terminarlo. En cambio, recordarte periódicamente a vos mismo y a los demás miembros del equipo el objetivo final puede ayudar a promover la motivación.

2. Dormí bien por la noche.

Según un artículo de Medical News Today, la falta de sueño afecta nuestra función cerebral, específicamente la corteza prefrontal, que maneja el razonamiento, y la amígdala, que regula las emociones.

¿Animás a tu equipo a priorizar el sueño? ¿Vos estás dando el ejemplo? Los trabajadores cansados no son buenos para el negocio. Tomá nota de cuándo los empleados están sobrecargados de trabajo y animalos a comunicarse abiertamente al respecto para que puedas apoyarlos en consecuencia.

3. Autorregularse para mejorar el autocontrol.

Las opiniones populares sobre el autocontrol son que debemos tratar de controlar los impulsos, luchar contra las tentaciones y ejercitar activamente la fuerza de voluntad. Pero, ¿cómo lo hacés?

La autorregulación es una excelente manera de aumentar el autocontrol porque te ayuda a controlar tus sentimientos y acciones. Alguien que carece de autorregulación puede tener dificultades para lidiar con el estrés, la ira o la ansiedad.

4. Ejercicio para aumentar el autocontrol.

¿No tenés tiempo para hacer actividad física? Hay buenas noticias para vos.

Las sesiones cortas de ejercicio moderadamente intenso pueden ayudar a aumentar tu autocontrol. No importa lo ocupado que estés, planeá incluir una pequeña cantidad de ejercicio en tu rutina diaria. Tomá nota de cómo te sentís después del ejercicio y es posible que tengas más energía durante el día.

5. Obtené soporte de autocontrol digital.

La rendición de cuentas es clave. Hay muchas formas de subcontratar soporte de autocontrol, incluidas las aplicaciones que podés descargar en tu teléfono. Pueden ser útiles para cumplir con un deadline de trabajo, garantizar que nunca pierdas una sesión entrenamiento y realizar un seguimiento de tus comidas y gastos.

6. Comprendé tu inteligencia emocional.

El autocontrol emocional, o control de los impulsos, comienza con la comprensión de la inteligencia emocional. Conocerte a vos mismo puede ayudarte a manejar tus emociones e impulsos.

Por ejemplo, ¿reaccionás impulsivamente a los problemas? ¿Hacés una pausa para escuchar los comentarios de los demás? ¿Sos capaz de mantenerse sereno y positivo en circunstancias estresantes? La capacidad de controlar las emociones y los impulsos disruptivos es la marca de un líder experimentado.

7. Evitá la fatiga de decisión.

El autocontrol tiene implicaciones importantes para una buena toma de decisiones. La fatiga de decisión daña estas habilidades.

Por ejemplo, algunas personas prefieren no tomar ninguna decisión, mientras que otras pueden tomar decisiones impulsivas o irracionales. Si es posible, evitá tomar decisiones importantes al final del día cuando tu cerebro esté agotado.

Poné al menos algunos aspectos de la vida en forma predeterminada para que tengas menos decisiones de las que preocuparte. Eso puede significar usar aplicaciones o decisiones simples que tomas por vos mismo por adelantado. Steve Jobs, por ejemplo, siempre vestía de jean y sueter negro de cuello alto. Ve cómo podés simplificar la toma de decisiones con algunos trucos simples.

8. Establecé objetivos inteligentes.

Establecer objetivos inteligentes accionables puede ayudarte a evitar sentirte abrumado. Estos objetivos son específicos, medibles, alcanzables, realistas y de duración determinada.

Establecer metas alcanzables y realistas puede ayudarte a desarrollar disciplina para completar las tareas diarias tanto en tu vida personal como profesional. Lograr tus sueños, sin importar el tamaño, dará como resultado una mayor motivación y un mayor autocontrol para seguir adelante.

La conclusión: el autocontrol se puede mejorar. Averigüá qué es lo que más te motiva, visibilizá el panorama general y establecé objetivos inteligentes para alcanzar hitos clave. Mantené un estilo de vida saludable con buen sueño y algo de ejercicio. Cuando aprendés a tener autocontrol, te resultará mucho más fácil llevar a cabo tu vida cotidiana, tanto personal como profesionalmente.

 

Autor: Bruna Martinuzzi

¿Qué te gustaría leer?

Suscribite al Newsletter Business Class

No hagas negocios sin ella