American ExpressAmerican ExpressAmerican ExpressAmerican ExpressAmerican Express

Preconceptos culturales: ¿Cómo afectan al éxito de la empresa?

La globalización y el ascenso de las clases medias transformaron el ámbito laboral en un centro de intercambios culturales pocas veces visto. Por eso, los expertos recomiendan estar atentos a los prejuicios.

Preconceptos culturales: ¿Cómo afectan al éxito de la empresa?

¿Cuán importante es la forma de ver el mundo cuando se administra una empresa? ¿Pueden los llamados ‘preconceptos culturales’ afectar el desempeño de un emprendimiento? Estas preguntas son cada vez más frecuentes entre los expertos en Management y Capital Humano, en especial por la globalización y el surgimiento de las nuevas clases medias. Para los analistas, penetrar en el mundo de las creencias y los modelos mentales ya no es sólo una cuestión personal, sino también del mundo empresario.

Miguel Terlizzi, director general de HuCap, empresa de inteligencia en capital humano, se refiere a los preconceptos culturales como “supuestos hondamente arraigados sobre cómo funciona el mundo y representan la visión que se tiene del mismo. Dichos preconceptos no solo determinan el modo de interpretar el mundo, sino el modo de actuar y las percepciones y pensamientos que se tienen ante determinado acontecimiento-situación”, expresa, reconociendo la importancia de los preconceptos culturales en los procesos de atracción y fidelización de talentos.

Una forma de entender quizás de dónde provienen los modelos del mundo puede resumirse en una cita que es adjudicada a más de un referente mundial, que reza: “No vemos las cosas como son, sino como somos”. Partiendo de esta premisa, el director de HuCap afirma que “los preconceptos culturales pueden interferir seriamente en todo proceso de nuestra vida, personal y laboral” y propone “dejar de lado todos nuestros modelos mentales y aspectos etarios, de sexo, de condición / apariencia física como requisito en los perfiles y poner foco en las competencias (conocimientos-habilidades-actitudes) de las personas”.

Surgimiento

Según afirma Terlizzi, son varios los factores que llevan a formar un preconcepto cultural, entre ellos podemos destacar:

  • Contexto-Cultura dentro de la cual nacemos y nos desarrollamos.
  • Genética, de nuestros antecesores que determina nuestra genética individual.
  • Circunstancias personales-Experiencias: diferentes situaciones que enfrentamos a lo largo de nuestra vida, experiencias, influyen en nuestra capacidad de pensar y de creer y en el modo en que vemos las cosas y reaccionamos ante ellas.

Desafíos

Emulando la voz interior de nuestros pensamientos, “si yo hago esto en este tipo de situación entonces sucederá esto…“, el senior en procesos de Coaching y Mentoring asegura a Multitaskers que “este mecanismo automático que dispara nuestra mente hace que se dificulte la identificación de estar actuando bajo la influencias de preconceptos culturales”, a lo que agrega con énfasis “es muy importante separar hechos de opiniones y no sacar conclusiones en función a lo que denominamos ‘Escala de inferencias automáticas’, que se disparan en nuestra mente”.

Resulta preciso hacerse de una idea de cómo pueden presentarse los preconceptos para luego hacerles frente mediante su reconocimiento. “Aquí lo que se juega en alta medida es la resistencia al cambio, aplicar ideas generalizadas en nuestra mente”, dice Terlizzi y propone un ejemplo: si tiene 30 años, es casada y sin hijos por el momento, seguramente va a ser mamá y va a descuidar su empleo ¿Es esto un hecho o una opinión basada en alguna experiencia previa?“, se pregunta dejando sobre la superficie de qué manera nos dejamos guiar por los preconceptos culturales sin realizar el proceso fundamental de separar hechos de opiniones.

Finalmente, a modo de recomendación, remarca la idea de “evitar que la escala de inferencias se desate automáticamente en nuestra mente, sino basarnos en hechos”, para luego llevarlo al campo de la acción diferenciadores, ya que “para lograr resultados distintos, el observador tiene que cambiar primerio para que la acción cambie”.

No hagas negocios sin ella