Convivencia generacional: los ‘Z’ se incorporan a la empresa

Cuando todavía las oficinas no se habían adaptado a la irrupción de la Generación Y, comenzó a llegar una nueva oleada de jóvenes que llevan la tecnología en la piel y entienden el cambio como una virtud. Qué dicen los expertos.

Convivencia generacional: los ‘Z’ se incorporan a la empresa

Hace más de tres décadas que los ejecutivos de Recursos Humanos de las empresas se vienen encontrando con cambios de paradigma en la forma de trabajo, que los obliga a adaptar las políticas de gestión y retención de talento. Ya pasaron los Baby Boomers, la Generación X y la Generación Y. Ahora, llegó el turno de un nuevo desafío: los “Z”.

Nacidos en el cambio de Mileno, activos, cómodos en escenarios de cambio permanente y con el celular como una extensión de su cuerpo, así son los miembros de esta generación. Multitaskers consultó a diversos especialistas sobre el tema y brindan consejos fundamentales a tener en cuenta a la hora de tratar con esta clase de trabajadores tan cambiantes.

Antes de llegar a las recomendaciones, dicen los expertos, es válido definir las cualidades de esta generación. Alejandro Melamed, especialista en Recursos Humanos y autor de Historias y Mitos de la Oficina, explica que ellos “recién se están incorporando en el sistema laboral. Son multitasking por naturaleza y las distancias las han acortado a lo que es un tweet: 140 caracteres”.

Una encuesta local revela que 74% de los miembros de la Generación Z prefiere ser su propio jefe y llevar adelante su propio proyecto.

Para describirlos y comprenderlos mejor, el Instituto de Ciencias Sociales de UADE desarrolló una investigación para explorar la generación y determinó una serie de características. Por ejemplo, el 74% de los encuestados prefiere ser su propio jefe, llevando adelante su propio proyecto; el 71% le gustaría trabajar de lunes a viernes; el 51% considera que el trabajo es relevante porque les permite ganar dinero y el 34% considera que les da independencia. 

En este mismo sentido, Esteban Maioli, profesor e investigador del mencionado instituto de la UADE, explica que los “Z” son “los primeros en nacer en un mundo digital, estando preparados para movilizarse con suma facilidad en sus trabajos. Con las herramientas de la comunicación al alcance de la mano, les gusta investigar todo e informarse bien”.

Además, tal como define Melamed, las redes sociales son parte de su vida. Se estima que un 75% de estos jóvenes, según datos de la UADE, cuenta con perfil activo en una red social, que el 80% mantiene su celular cerca mientras duermen y que también presentan una fuerte fascinación por los videojuegos. 

Tendencias sociales

“Hartos de la retórica de los baby boomers, y frustrados por los X y su falta de interés en la acción colectiva para resolver problemas, la Generación Z puede fácilmente conjugar la iniciativa individual con la acción comunitaria a través de sus múltiples redes sociales y la facilidad con la que se comunican”, agrega Maioli. 

El profesor de la UADE, los define como seguros, auto-expresivos, cada vez más liberales y abiertos al cambio. “Además de su clara y fuerte relación con la tecnología, presentan rasgos consumistas y de muy alta autoestima, a veces sobre-exagerado. Son optimistas, pues han crecido en tiempos de prosperidad”, añade, antes de enumerar una serie de adjetivos para comprenderlos mejor: “Sociables, talentosos, bien educados, colaborativos, abiertos mentalmente, influyentes y orientados hacia objetivos”, también son criticados por ser “materialistas, algo egoístas, y orientados solo por sus propios objetivos”. Además, se suelen aburrir con facilidad y no les gustan las tareas rutinarias”.

Cambios de paradigma

Una vez que las organizaciones conocen cuáles son las demandas de estos nuevos empleados, sus condiciones flexibles de trabajo, y su ambición en los planes ágiles de carrera, ya se puede pasar al segundo paso: cómo tratarlos.

Para Alejandro Melamed, a pesar de que las empresas aún no hay incorporado un cambio de paradigma ya que es todo muy reciente, “deben pensar en la velocidad, en el cambio, en la flexibilidad, en procesos más veloces y en derribar fronteras”. En relación al mismo tema, Maioli coincide en que se deben pensar planes profesionales que no los hagan estar en la misma posición por un largo tiempo.

El ambiente de trabajo es otra cuestión importante a tener en cuenta. Ellos desean un balance vida/trabajo y vivir el momento, “por lo que les interesa un clima laboral flexible, opuesto al horario de trabajo tradicional. Para ellos no solo un salario competitivo es importante sino también un buen ambiente de trabajo”, agrega Maioli.

Los desafíos

“Muchos se encuentran motivados por adquirir habilidades para mantenerse altos en el mercado laboral, por lo que están constantemente preocupados aún luego de graduados por sumar nuevas destrezas”, determina Maioli, al destacar que “son pensadores críticos que llegan con innovadoras y creativas ideas para ayudar”.

El “feedback constante con los jefes” es otro de los consejos que Melamed les daría a los líderes al tratar con la Generación Z: “Que los escuchen mucho, que aprendan de ellos, que traten de entender sus modelos mentales y lógicas. También que los observen, no se enojen y traten de encontrar puntos en común”.

El investigador de la UADE completa diciendo que aunque requieren un feedback inmediato, “también se sabe que tienen ciertos problemas aceptando las críticas”. Por eso, hay que estar alertas: Aunque son respetuosos de la autoridad, “no tienen grandes problemas en desafiarla cuando no están de acuerdo en lo que se les propone”. Es por eso que “prefieren liderazgos más carismáticos, donde el líder sea un verdadero líder y no simplemente un jefe”, completa.

¿Qué te gustaría leer?

Suscribite al Newsleter Multitaskers

No hagas negocios sin ella