3 técnicas para mantener a los colaboradores remotos motivados.

Las iniciativas de trabajar desde casa en las últimas dos o tres semanas han convertido a muchos empleados en trabajadores remotos. Esta transición repentina, y las circunstancias que la rodean, pueden haber afectado inicialmente la productividad de los empleados. Ahora que las empresas se están acostumbrando a la modalidad de trabajo en casa, es hora de explorar las mejoras y considerar estas tres ideas fáciles de implementar, diseñadas para optimizar la eficiencia y lograr que la productividad vuelva a los niveles de la oficina.

3 técnicas para mantener a los colaboradores remotos motivados.

1. Estandarizá las comunicaciones

La comunicación puede ser un gran desafío cuando todos en la empresa trabajan desde casa. Ahora es el momento de estandarizar tus procesos de comunicación para aliviar algunos de estos desafíos. Cuanto más específico sos sobre los procesos de comunicación mientras trabajás desde casa, mejor para todos los empleados. Establecer una orientación clara puede reducir el potencial de estrés de los empleados y puede ayudarlos a navegar esta nueva normalidad.

Tené en cuenta las reuniones

Las reuniones pueden ser los mayores ladrones de tiempo en el entorno de trabajo desde el hogar. Intentá minimizar el estrés de los empleados observando algunos principios para reuniones productivas en línea. Primero, solicitá a aquellos que programan las reuniones que las mismas comiencen a tiempo. Además, hacé todo lo posible por respetar el tiempo de tus empleados finalizando las reuniones a tiempo. Asegurate de no finalizar las sesiones en un mal momento y tené en cuenta a los empleados que se encuentran en diferentes zonas horarias. 
Aún más importante, tus reuniones en línea deben comenzar recordando a los participantes cuál es el objetivo de la reunión y qué se debe lograr al final, para que todos estén claros y centrados. Para hacer esto, vení preparado con una agenda claramente delineada para cada reunión.

Comunicá sobre la comunicación

Entonces, ¿cómo podés anunciar estos cambios sin provocar confusiones? Prepará a tu equipo anunciando que se producirán algunos cambios relacionados con las comunicaciones y explicá cómo ellos podrán ayudar a facilitar las cosas para todos.

Establecé expectativas

Hacer que tus empleados sigan las nuevas políticas debe comenzar con el establecimiento de pautas y expectativas claras. Recordales de manera gentil a las personas por qué la nueva política está vigente. Considerá, también, configurar informes semanales o quincenales que los ayudarán a mantenerse al tanto de cómo funciona la estrategia de comunicación, para que puedan realizar los cambios necesarios.
Si estás en una posición de liderazgo, ahora es un buen momento para invertir en tu relación con los miembros del equipo. Interesate por su bienestar, mantenete conectado y comunicate a menudo y abiertamente. Tratá regularmente de encontrar tiempo para levantar el teléfono y hablar con ellos. Todo esto ayudará a mantener su lealtad y compromiso con las nuevas políticas de comunicación.

2. Designá a un “Lider administrativo”

Después de dos o tres semanas de trabajo desde casa, los empleados pueden comenzar a sentir que los empujan en diferentes direcciones. Dado que las personas ya no pueden coordinar tareas en persona, algunas cosas pueden caer entre las grietas. También puede haber confusión sobre quién está haciendo qué, y es posible que la información crítica no se comparta a tiempo.
Una forma de eliminar algunos de estos problemas potenciales es recurrir a alguien para que maneje el "tráfico", es decir, para servir como gerente de proyecto virtual.

Definí el alcance del lider

Esta persona puede ayudar a aumentar la eficiencia, definiendo las tareas que deben completarse y en qué orden deben realizarse. El papel de esta persona también debe incluir tareas como programar encuentros virtuales, así como informar el progreso de los proyectos a la dirección de la empresa.
Como la comunicación frecuente es crítica cuando los equipos trabajan desde casa, el líder administrativo también puede rastrear logros y tomar la iniciativa para mantener a todos informados. Por ejemplo, mantener a las personas informadas sobre cualquier cambio crítico y cambios de fechas clave.

Elegí a la persona adecuada para el papel

Podés comenzar con el pie derecho asignando este rol a alguien excelente en tareas administrativas. Además, pensá en elegir a alguien con entusiasmo. Este papel puede servir para mantener al equipo motivado.

3. Continuá defendiendo la cultura de la Empresa

Trabajar desde casa no tiene que afectar negativamente la cultura de tu empresa. Un componente vital de la cultura de la empresa es la relación que los equipos han creado para encontrarse entre sí.

Virtualizá el Happy Hour

Una forma de preservar la relación y mantener una cultura fuerte mientras trabajamos desde casa es establecer un Happy Hour virtual opcional para ayudar a mantener la camaradería del equipo. Algunas personas extrañan el compañerismo al que están acostumbrados cuando trabajan juntos en la oficina. Tener encuentros virtuales al final de un día puede ser muy útil para motivar a los empleados y mantener su ánimo en momentos de incertidumbre y ansiedad. Las reuniones virtuales pueden fortalecer los lazos del equipo y recordarles que estamos todos juntos en esto.

... y el festejo de los cumpleaños
¿Tu oficina celebra cumpleaños? Continuá haciendo esto con notificaciones para toda la empresa. También podés sincronizar un Hangout de Google para celebrar al empleado.
Dadas las circunstancias actuales, los regalos a los empleados pueden ser virtuales, como Gift Cards, o una suscripción premium a Spotify o a Netflix.


Autor: Bruna Martinuzzi
Nota: Articulo publicado en https://www.americanexpress.com/en-us/business/trends-and-insights/articles/3-techniques-to-keep-remote-employees-engaged/

Solicitá más información de
las Tarjetas Corporativas llamando al
4310-3851 ó completando el siguiente formulario

No hagas negocios sin ella