Tomás Calusio de WeWork: “Hoy las personas desean un ambiente donde se sientan comprometidas y pueda compartir una experiencia”

El actuar director de Argentina de la red de espacios de trabajo colaborativo revela las últimas tendencias de los espacios compartidos y cómo estos se expanden más allá de los emprendedores. La experiencia de la compañía que hoy posee más de 625 ubicaciones en 127 ciudades y 33 países.

Tomás Calusio de WeWork: “Hoy las personas desean un ambiente donde se sientan comprometidas y pueda compartir una experiencia”

Con el formato de oficina tradicional cada vez más desgastado (por sus costos y/o la presencia de nuevos trabajadores), los espacios compartidos o también denominados coworking, comienzan a tomar la posta ya no solo con la incorporación de emprendedores, sino ahora también con las empresas. Ya sean grandes, medianas o pequeñas, las distintas marcas incorporan a sus empleados en estos ambientes, tradicionalmente con un tinte emprendedor, para no solo abaratar los costos, sino también ampliar la capacidad de sus colaboradores mediante el contacto con otras “realidades”.

En la actualidad, WeWork es una de las redes de espacios de trabajo colaborativo y plataforma de espacios de trabajo más grande del mundo. Hoy brinda soluciones de espacio físico, comunidad y servicio al cliente en más de 625 ubicaciones en 33 países e incorpora en sus escritorios representantes de compañías globales de varias industrias, incluido el 38% de las compañías Fortune Global 500. Con el objetivo de conocer las últimas tendencias y tener a mano las nuevas incorporaciones, Multitaskers entrevistó a Tomás Calusio, que hoy se desempeña como Director de WeWork Argentina.

Previa a su llegada a la compañía creada originalmente por el israelí Adam Neumann y el estadounidense Miguel McKelvey, el Licenciado en Administración de Empresas de la Pontificia Universidad Católica Argentina en Buenos Aires, fue Gerente de Relaciones con Clientes en American Express, empresa en la que trabajó siete años y donde pasó por distintos roles y áreas como Marketing y Business Development. Esta experiencia le permitió desarrollarse en diversos campos como marketing, experiencia del consumidor, desarrollo de negocios y finanzas, que le han permitido tener una perspectiva estratégica y una visión completa del negocio.

A continuación, su entrevista:

¿Que significa "comunidad" para vos? ¿Cómo se vincula con el emprendedurismo?

Comunidad significa crear redes colaborativas para construir relaciones sólidas entre personas. Comunidad en WeWork significa generar conexiones entre la red global de nuestros miembros y contribuir a generar un ambiente en el que cada negocio pueda potenciarse y crecer. En WeWork creamos una comunidad que conecta a las empresas no solo a través del espacio físico que son nuestras oficinas, salas de reuniones o eventos que realizamos semanalmente en los edificios, sino también los une a través de nuestra plataforma digital, una app a la que tienen acceso más de 600 mil miembros en todo el mundo.

Las personas se están mudando a las ciudades, buscando conectar, propósito y la oportunidad de crear. Ha habido un cambio macro hacia una nueva forma de trabajar y vivir, en el que las personas se centran en generar conexiones significativas y en ser parte de algo más grande que ellos mismos.

¿Cuáles son las últimas tecnologías que se fueron incorporando en los espacios de trabajo? ¿Qué nuevas actividades se realizan en estos?

Al proyectar una oficina, una sala de reunión, un classroom, cada espacio de nuestros edificios, analizamos la forma en que se utilizará para llevar la mejor experiencia y optimizar el uso que se haga de ese espacio. Además, medimos y analizamos constantemente la información en relación a la interacción real de los usuarios con los espacios para optimizar cada sector y lugar de trabajo en nuestros edificios. Nuestro Departamento de Diseño y Construcción cuenta con el apoyo de equipos de Investigación y Tecnología del Diseño, que utilizan los espacios construidos como una red de información para obtener y analizar patrones de uso de nuestros espacios, así como también nuevas necesidades de los usuarios. Esta información luego se regionaliza por nuestro equipo de diseño, que se asegura de bajarlo localmente considerando aspectos culturales del lugar para el cual se está proyectando. Este intercambio dinámico y en tiempo real entre la información y el diseño es lo que nos permite ir mejorando nuestros edificios de manera constante, atendiendo a las necesidades particulares de cada mercado y de cada usuario, aumentando la eficiencia operativa y mejorando la experiencia del usuario.

¿Y con respecto al medio ambiente?

Somos una compañía comprometida con el medio ambiente y eso lo trasladamos desde la cultura de trabajo (erradicamos artículos de plástico de un solo uso de las operaciones diarias de nuestros edificios en todo el mundo), hasta en la búsqueda de la eficiencia de los espacios de trabajo. WeWork es 2,5 veces más eficiente con el espacio que una oficina típica, al liberar espacio para nuevas personas, negocios y empleos. También optimizamos el consumo eléctrico en los espacios, por ejemplo, incorporamos sensores que detectan el movimiento en espacios comunes o en salas para reducir el consumo en aquellos que no están siendo utilizados.

Basados en su experiencia ¿Cómo es el perfil característico de emprendedores que utilizan los espacios de trabajo de WeWork? ¿Se fue modificando con el tiempo ese perfil?

Buscamos integrar a nuestra comunidad empresas de todo tipo y tamaño. Las compañías se acercan a WeWork para encontrar variadas soluciones, desde oficinas satelitales hasta HQs (servicios de alta calidad). El concepto es muy popular en los emprendedores pero es una solución que cada vez más optan medianas y grandes corporaciones. Con el tiempo se ha ido modificando el perfil de los miembros de WeWork y en la actualidad las grandes empresas representan un 56% del total de miembros; mientras que los emprendedores y pequeñas empresas representan un 24% y las medianas empresas un 20%. Hoy la gente, independientemente de dónde trabaje, quiere estar en un ambiente donde se sienta comprometida, donde se sienta feliz, donde pueda ir y compartir una experiencia.

La crisis en el sector inmobiliario hizo que muchas empresas se desprendieran de las oficinas y utilizaran más los espacios compartidos. ¿Cómo se desarrollan estas en los espacios? ¿Qué tipo de empresas suelen contratar estos lugares? ¿Qué beneficios les aporta trabajar ahí y no en una oficina?

Vemos que cada vez más empresas de cualquier tamaño valoran este tipo de soluciones que les permiten acceder a contratos flexibles sin tener que atarse a contratos por años, el ahorro de inversión en inmuebles y mobiliario, y la posibilidad de conectarse y hacer negocios con empresas de cualquier parte del mundo, como desde Buenos Aires hasta Jakarta.

Creo que el concepto de trabajo colaborativo vino para quedarse. Cuando empezamos con esta idea hace 10 años con una oficina de cowork parecía algo imposible. Hoy se convirtió en una plataforma física y digital que conecta a más de 600 mil personas en todo el mundo, en la que trabajan empresas que tienen su oficina privada pero que comparten espacios comunes o se relacionan en actividades que organizamos en los edificios, o se conectan a través de la aplicación, por ejemplo. Iniciamos una revolución en la forma en que las empresas trabajan y sentimos la responsabilidad de seguir acompañando a nuestros miembros y comunidad argentina en este proceso. Las empresas buscan maximizar sus posibilidades, soluciones flexibles y olvidarse de las tareas del día a día que demanda una oficina tradicional.

WeWork a nivel mundial lleva adelante un programa de refugiados que incluye contratación de refugiados en la compañía y programas de desarrollo para los niveles iniciales. ¿Cómo se desarrolla este programa en Argentina?

WeWork impulsa desde hace unos años un programa de refugiados a nivel mundial que incluye contratación de refugiados en todos los niveles de la compañía y programas de desarrollo para los niveles iniciales. El proyecto comenzó en Reino Unido y luego se expandió por diferentes países como Colombia, Brasil y este año lo hemos traído a Argentina, trabajando con aliados como Tent y la ACNUR.

Creemos que cuando una empresa abre la puerta, las posibilidades de que muchas más la abran incrementan, por eso vemos importante concientizar sobre las oportunidades que pueden traer personas en condición de refugiados tanto a las empresas, como en cada comunidad en la que tenemos presencia. Somos una plataforma que conecta a más de 600 mil miembros en todo el mundo, y queremos aprovechar esas conexiones para ayudar a movilizar a la comunidad empresarial para mejorar las vidas y sustentos de millones de personas que se vieron desplazados de sus países de origen.

¿Qué enseñanzas puede aportar un refugiado a la comunidad del co-working?

Contratar refugiados puede aportar mucho a una compañía. La productividad de la empresa aumenta mientras se crea un espacio de trabajo diverso. Una relación positiva con los empleados refugiados abre la puerta a un mayor reclutamiento. Los solicitantes de asilo y refugiados son personas motivadas que superaron grandes adversidades, que traen consigo una gran diversidad cultural, y que además aportan nuevos conocimientos y experiencia a las empresas. Creo que además del Gobierno y la ciudadanía, las empresas deben comprometerse. Cuando los percibimos como personas económicamente productivas y no como víctimas, cambia la dinámica de aceptación en la sociedad y, particularmente, en las empresas.

Solicitá más información de
las Tarjetas Corporativas llamando al
4310-3851 ó completando el siguiente formulario

No hagas negocios sin ella