Sebastián Aveille: “La diferencia sustancial en las Pymes la va a hacer la Inteligencia Artificial”

En una entrevista con Multitaskers, Sebastián Aveille, Gerente General Comercial del segmento Pymes de Microsoft Argentina, explica cuáles son las ventajas de la informática en la nube, el Big Data y la Inteligencia Artificial en las empresas. Además, algunos consejos para aquellos empresarios que tienen el deseo de renovarse a partir de estas herramientas. Por último: ¿Qué se espera en 2019 en materia tecnológica?

Sebastián Aveille: “La diferencia sustancial en las Pymes la va a hacer la Inteligencia Artificial”

Las nuevas tecnologías han cambiado radicalmente los hábitos de vida y, por lo tanto, han transformado en profundidad el mercado laboral. En un futuro, las empresas que apuesten por la innovación serán las más competitivas y exitosas. A medida que pasa el tiempo, son mayores los retos que implica la digitalización para las compañías. En este mano a mano con Multitaskers, el sitio de American Express para las Pymes, Sebastián Aveille resume por qué es necesario que una Pyme se adapte a estas herramientas y cuenta cómo sacarles provecho.

¿Cuáles son las principales ventajas de la informática en la nube?

La nube vino a simplificar los procesos de trabajo al ofrecer herramientas de colaboración, almacenamiento y procesamiento de datos. Da mayor agilidad a las empresas y a las personas ya que les permite operar en múltiples plataformas y dispositivos y, en consecuencia, optimizar y alcanzar mayor rendimiento. Esto significa dar un salto cuantitativo y cualitativo en la productividad, en la distribución de las tareas de acuerdo con los objetivos que cada organización se plantee y el tipo de negocio que corresponda.

¿Cuál su grado de adopción en las Pymes argentinas?

Venimos siguiendo muy de cerca el uso que las Pymes hacen de la nube y hemos detectado tres tendencias: 1) Una vez que se animan a incorporar tecnologías de nube, el nivel de satisfacción es muy alto, es decir las Pymes cuanto más conocen la Nube más la valoran. 2)El nivel de uso de tecnología en la Nube evoluciona, no sólo la usan para el correo y el almacenamiento sino también para el procesamiento de datos. 3)El 50% de las Pymes invierte en Nube.

¿Para qué sirve el Big Data y por qué puede ser un gran aliado para las empresas?

Cuando hablamos de Big Data nos referimos a los grandes volúmenes de datos que día a día generamos. Esos datos, son un insumo muy valioso para cualquier empresa, permiten entender mejor a los clientes, poder anticiparse a situaciones y desarrollar estrategias de negocio más precisas. Para poder hacer la verdadera diferencia, lo más importante es saber y poder aprovecharlos correctamente. Por eso es clave contar con herramientas de Big Data que nos permitan sacarles el máximo provecho. Los datos en sí mismos no dicen demasiado, lo que de verdad importa es poder aprovecharlos para obtener insights de negocio que permitan ofrecer mejor atención, ofertas, promociones, servicios y productos. Tenemos que ser aliados de los datos, pero no pensar que ellos solos hacen el trabajo: hoy más que nunca tenemos que usar el ingenio, la creatividad y el talento humano para hacer la diferencia y generar mejores experiencias.  

¿Qué otras herramientas consideran que pueden llegar a cambiar el proceder de las organizaciones?

La diferencia sustancial la va a hacer la Inteligencia Artificial. Las Pymes que inviertan en esta tecnología podrán ser más productivas, ahorrar costos y conseguir más clientes. Esto es algo que en el contexto económico actual es muy importante. La IA no es un tipo de tecnología que solo está reservada para las grandes empresas que cuentan con altos presupuestos, esto es un mito. La nube democratiza el acceso a la tecnología, es decir, la hace accesible a todas las empresas que pagan solo por lo que usan.

¿Ya se está implementando la IA a nivel local?

Ya son muchas las Pymes en Argentina que ya están usando IA, algunos de los escenarios más comunes de uso son: tecnología que atiende las consultas de clientes 7x24 (como los chatbots); tecnología que ayuda a conseguir clientes que estén en línea con un target específico (a partir de Social Listening); tecnología que indique cuándo se va a romper una máquina y el tipo de tratamiento que necesita para evitar pérdidas de dinero (como mantenimiento predictivo) y también tecnología que permita aumentar la seguridad física en la empresa (como video analytics). Este interés creciente y, a su vez, el espíritu emprendedor y el poder de reinvención de las Pymes argentinas indica que están más predispuestas a aprender más de esta tecnología.

¿Cómo observa este proceso de adaptación en las compañías? Sobre todo, en las Pymes: ¿Hay tiempo y dinero para invertir en estas nuevas tecnologías?

Año tras año vemos cómo va evolucionando la concepción que las Pymes tienen de la nube. Últimamente notamos un interés muy grande por la IA. Las Pymes saben lo que es y cómo podría mejorar sus negocios. Vemos curiosidad por empezar a probar de qué se trata. Cuando hablamos de transformación digital e IA, es importante destacar que no es todo blanco o negro, los procesos no se dan de la noche a la mañana, sino que se trata de un camino, de una evolución que desde Microsoft estamos dispuestos a transitar con las Pymes argentinas.

¿Algún ejemplo que quiera destacar?

Puedo mencionarte cuatro casos específicos de empresas que implementaron inteligencia artificial en sus negocios: Brandlive es una empresa mediana, de 85 empleados, que ofrece un servicio integral de comercio electrónico y otorga a clientes como Viamo y Ricky Sarkany agentes conversacionales (chatbots) que asesoran a consumidores las 24 horas los siete días de la semana. BeSmart creó la solución Smart Risk en la que aplican inteligencia artificial para predecir el riesgo crediticio con mayor precisión. La Productora R40, es una empresa que monta stands para eventos y, al trabajar de manera remota en distintos puntos de la ciudad, emplean un registro en la nube de los trabajadores para que pueden llevar un control de sus horas trabajadas. Por último, el caso de Tarjeta Plata que, a partir de técnicas de reconocimiento por imágenes pueden otorgar un préstamo en el acto a cualquier persona sacando una foto al DNI.

¿Qué consejos daría a empresarios que tienen en mente renovarse?

Todos sabemos las necesidades que tienen las Pymes en Argentina: financiamiento, aumentar el nivel de ventas, diversificar su producción, atender nuevos mercados, entre las principales. Para ir hacia la transformación digital del negocio es necesario curiosidad y visión estratégica. En tiempos como los que corren, donde muchos empresarios miran cuidadosamente donde dirigir su estrategia, apostar a la tecnología es apostar a la evolución. Es anticiparse e invertir hoy antes de que otro competidor lo haga. Partiendo de esta realidad, es importante destacar que la transformación digital es algo que atravesará a las empresas independientemente de la industria en la que se desempeñen. El cambio de paradigma que viene de la mano de la Cuarta Revolución Industrial no solo interpela a las empresas de base tecnológica sino a todas. Las Pymes deberán reimaginar cómo empoderan a sus empleados, involucran a sus clientes, optimizan sus operaciones y transforman sus productos. Por lo tanto, cualquier empresa, independientemente de su tipo y tamaño, debe incorporar tecnología para no quedar relegada.

¿Todas deben seguir ese camino?

Nuestro consejo es que se animen, que empiecen de a poco, no tiene que ser todo de un día para el otro. Como decimos siempre, la transformación digital es un proceso que lleva tiempo. También es clave que la decisión se tome desde la dirección de cada empresa y también contar con socios y proveedores de tecnología confiables que los ayudan y asesoren en este proceso.

¿Cuáles creen que serán las tendencias que marcarán el camino en este 2019 en cuanto a las tecnologías y las empresas?

Tenemos que seguir hablando de IA. En 2019, veremos usos de IA más consolidados, esto significa, que esta tecnología estará más presente en la vida de todos sin que la notemos. Las interacciones entre seres humanos y máquinas serán cada vez más naturales. Es importante aclarar que una parte importante del crecimiento económico de IA no provendrá de la sustitución de la mano de obra y el capital existentes, sino de permitir que se utilicen de manera mucho más eficaz. Entonces, más allá de preparar a las próximas generaciones, la generación actual necesita adaptarse a la economía de la IA y este será uno de los principales desafíos para 2019. Esperamos ver más inversiones en innovaciones asociadas a la creación y adaptación de tecnologías digitales críticas para la reconversión del sistema productivo (big data analytics, robótica avanzada, manufactura aditiva, IoT, etc.) También esperamos que se consoliden más proyectos de IA no solo aplicada al mundo empresarial sino también a otras áreas como la accesibilidad, el cuidado del planeta o los derechos humanos.

¿Qué te gustaría leer?

Suscribite al Newsleter Multitaskers

No hagas negocios sin ella