Julio Velasco: 4 aprendizajes del líder intelectual que revolucionó el vóley del Siglo XX

Ganador múltiple con diferentes seleccionados nacionales y elegido por la Federación Internacional de Vóley como el mejor entrenador del siglo pasado, el entrenador marplatense llevó adelante un liderazgo ejemplar para otras disciplinas. Sus principales enseñanzas.

Julio Velasco: 4 aprendizajes del líder intelectual que revolucionó el vóley del Siglo XX

Con Italia, campeón del mundo dos veces, cinco ligas mundiales y tres europeas. Con Irán, dos títulos asiáticos. Con Argentina, oro en los Juegos Panamericanos y clasificación a los Juegos olímpicos. Por su trayectoria fue elegido el mejor entrenador del Siglo XX por la Federación Internacional de Vóley y recibió el Premio Konex como Director Técnico. Todos estos logros (y muchos más) forman parte del hombre que revolucionó el juego, la mentalidad y el liderazgo no solo del vóley sino también del deporte en general. Julio Velasco se convierte así en un emblema del liderazgo basado en el silencio, el trabajo y la intelectualidad.

Ya con 67 años y después de 40 años de trayectoria, el legado del entrenador polifuncional se traza en un camino de viajes de ideas y venidas, países, contactos y ámbitos distintos. Velasco, un futbolista frustrado (como declara en varias de sus entrevistas), paso por las selecciones de Italia, República Checa, Irán y Argentina. Dirigió equipos azzurros (Piacenza, Gabeca Pallavolo y Módena), argentinos (Defensores de Banfield, GEBA y Ferro) y selecciones femeninas (Italia). A su vez también se destacó por fuera de las canchas y detrás del fútbol, siendo director general en Lazio y luego entre 2000 y 2001 mánager del Inter de Milán, en donde también le ofrecieron ser el director técnico del equipo, pero él lo rechazó.

Transitar distintos caminos, conocer culturas (por ende, juegos) distintos, amplió el campo visual de Velasco para incorporar conocimientos, técnicas, aprendizajes que, sumados a su intelectualidad (destacados por muchos), forjó un liderazgo único y ejemplar para todos los ámbitos de la vida. Tras el repaso de su historia, Multitaskers reconoció cinco enseñanzas del líder que cambió la forma de jugar y liderar:

1) El valor de la resiliencia

Sus primeros pasos con el Vóley fueron duros para el nacido en La Plata. Luego de realizar las inferiores en Estudiantes y su paso en Defensores de Banfield, sufrió vaivenes económicos y momento complicados. Para sostenerse, trabajó como limpiador de vidrios de un banco en el centro de la ciudad de las diagonales y, sumado a esto, tuvo que abandonar la carrera de Filosofía, en época de la última Dictadura Militar, por haber sido activista y Presidente del Centro de Estudiantes, momento en el que, su hermano Luis, fue secuestrado.

Estos momentos tensos no le permitieron bajar los brazos a Velasco que, luego de entrenarse duro y prepararse fuerte, trabajó para Ferro y se sumó más tarde al cuerpo técnico de la selección argentina junto al coreano Young Wan Sohn, que logró el recordado tercer puesto en el Mundial de Argentina 82. Pese al dolor, Velasco supo salirse de dicho estado y elegir resurgir de la situación.

2) Intelectualidad llevada al deporte

El estudio y el deporte no suelen ser dos conceptos que van de la mano. Las exigencias del deporte del alto rendimiento, con entrenamientos diarios y preparativos de elevada demanda, provoca el abandono (y hasta el desinterés) de los protagonistas por estudiar o incorporar conocimientos en materia de intelectualidad. La lectura de la vida de Velasco nos permite ver cómo, el estudio de la filosofía y el interés por ampliar sus conocimientos provocó no solo la aplicación de los aprendizajes en sus equipos de trabajo, sino que también se convierta en un visionario, intelectual y una especie de ‘maestro’ para las demás disciplinas.

Su filosofía, detallada por sus declaraciones, ha inspirado a grandes protagonistas de la actualidad, como el entrenador Pep Guardiola. Durante su paso por Italia, el español, quien buscada aprender de los mejores, le pidió una entrevista al argentino para conversar y le compartiera su filosofía.

3) Cambiar luego de ganar

Cuando se pierde, todo se cambia. Cuando se gana, todo permanece. Esta creencia que se repite en numerosos ámbitos no es una receta para Velasco. Durante su paso por la selección de Italia (donde obtuvo numerosos torneos), tuvo la solvencia, la convicción y la humildad suficiente como para modificar y renovar piezas, pese a obtener grandes resultados. El entrenador argentino no se dejó ganar por la ceguera que provoca el triunfo y amplió su espectro para actualizar una tendencia que podría llegar a desgastarse con el tiempo.

Esta cualidad, lo convierten en un ejemplo de liderazgo, donde la exigencia está puesta en el positivismo y en las ganas de mejorar los procesos y los resultados. Dicha visión fue la que despertó el interés de muchos, entre ellas, la de Guardiola: “Me consultó sobre el tema de cambiar después de ganar. Me dijo ‘Ví que cambiaste luego de ganar con Italia en voleibol’. Charlamos justamente sobre eso: cambiar luego de ganar”, sostuvo en una entrevista.

4) Asumir y respetar cada rol

“No todos los jugadores deben ser tratados de la misma manera”. Esta frase revelada por el mencionado mejor entrenador del Siglo XX, lleva a entender un camino para forjar grandes equipos de trabajo. Entender cada rol y compromiso que tiene cada integrante de un grupo y, por ende, generar una comunicación de manera personalizada, hará que no solo haya efectividad en la función o las tareas, sino también se generen grandes sinergias en los equipos.

Por otro lado, su paso por el fútbol, siendo Director Deportivo en Lazio y luego Manager en Inter, hicieron que Velasco entienda no solo la importancia de distinguir los roles y así la forma de vincularse, sino también comprender que las decisiones no deben centralizarse. “Un presidente no puede pretender que su club funcione como una empresa si centraliza todo y no tiene un consejo de administración con capacidad de tomar decisiones. Eso no motiva a los que están. Se aburren y así la estructura se cae", sostenía en una entrevista.

Líder silencioso, trabajador, entusiasta y convencido, Julio Velasco se convierte en una relevancia del mundo del deporte y la vida. Un ejemplo en el que Multitaskers, buscó hacerle honor.

¿Qué te gustaría leer?

Suscribite al Newsleter Multitaskers

No hagas negocios sin ella